Pasar al contenido principal

Richard Hammond y su familia subren un robo tras ser supuestamente gaseados

Nadie está a salvo de los robos veraniegos....

Imagen de perfil de Javier Leceta
Richard Hammond

Durante sus pasadas vacaciones en la lujosa St.Tropez (Francia), Richard Hammond y su familia han sido víctimas de un robo en el que los ladrones podrían haber utilizado gas para perpetrar su fechoría. La pareja estaba alojada en una villa junto a sus hijos y varios invitados cuando los delincuentes irrumpieron en la residencia y robaron el dinero de los 15 ocupantes y el reloj de su hija menor, Willow.  

"No nos dimos cuenta hasta que otras madres y yo llevamos a los niños a la playa, y Richard me llamó y me dijo: ¿habéis mirado vuestras carteras?”, ha declarado Mindy, la mujer de Hammond, al periódico The Sunday Express. "Todos miramos nuestras carteras y bolsos, y el dinero había desaparecido. No faltaba nada más”, añadió.

Richard Hammond destruye un McLaren 720S de 240.000 euros... a base de agua

Al despertar, Mindy vio que las puertas de todas las habitaciones estaban abiertas, pero nadie notó nada extraño esa noche. "Estoy bastante convencida de que debimos ser gaseados o algo así, porque los ladrones estuvieron en todas las habitaciones, fueron donde quisieron, abrieron y cerraron los cajones, buscaron los bolsos, etc.", apuntó.

Hace ya varios años que circulan rumores sobre el uso de gas sedante en los robos cometidos contra familias ricas en este bello y elitista pueblo de la costa francesa. Anteriormente, Jenson Button afirmó que su entonces esposa, Jessica Michibata, y él fueron gaseados en 2015 para ser robados. Sin embargo, no pudo demostrarse. Estas afirmaciones no acaban de convencer a los expertos debido a la ausencia de efectos secundarios en las víctimas y de los olores generalmente asociados a sustancias como el cloroformo, además de a las dificultades y costes que implican el manejo de este tipo de materiales. Por este motivo, en el caso del robo a los Hammond también se baraja la posibilidad de que los criminales fueran extremadamente silenciosos.

Los ladrones, que también atacaron una propiedad vecina, fueron grabados por una cámara de vigilancia. Según se comenta, la Policía patrulló la zona la noche siguiente. Además, la familia de Richard Hammond y sus invitados contrataron a un guardia de seguridad durante el resto de sus vacaciones en la costa francesa.

 

Lecturas recomendadas