Pasar al contenido principal

Vídeo: ¿qué más puede pasar en este control de tráfico?

Murphy haciendo de las suyas... y menos mal.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Control policía 2018

En un control de tráfico hay dos tipos de personas: los que tienen algo que temer y los que no (aunque por alguna extraña razón siempre estén más nerviosos los primeros que los segundos).

Pero, en el control de tráfico que puedes ver en este vídeo, lo que a simple vista parece un pequeño rapapolvo por parte de la policía debido a un despiste empieza a complicarse por momentos... 

 

 

Los hechos ocurrieron en Minnesota (EEUU). Un Ford Explorer se saltó una señal de stop a aproximadamente 48 km/h y la policía decidió detener el vehículo en el arcén para notificarle además que uno de sus pilotos traseros estaba roto. 

Sin embargo, cuando los agentes empezaron a hablar con la conductora se dieron cuenta de que algo más no iba bien... Ella les dijo que no paró por que "iba tan rápido" que no pensó que le fuera a dar tiempo. 

Mientras seguían hablando, la policía se dio cuenta de que la mujer iba distraída comiendo un sandwich al volante cuando todo ocurrió y aunque esto no es demasiado grave... solo era el detonante para lo que estaba por venir.

No te pierdas: ¡Va hasta las cejas de LSD y huye de la policía!

Cuando le pidieron la documentación del seguro y el carné de conducir, esta no los llevaba consigo pero al buscar en el registro, se dieron cuenta de que no tenía ninguno de los dos. ¿Qué más podría salir mal en este control de policía?

Bueno, pues el olor a marihuana que desprendía la mujer les hizo intuir que la mujer podría estar en posesión de drogas. Y así fue. Los oficiales descubrieron que dentro del SUV había botellas abiertas de bebidas alcohólicas y drogas. 

En total, saltarse el stop le salió caro: la policía registró un total de 19 infracciones al volante". Tre-men-do. 

 

Lecturas recomendadas