Pasar al contenido principal

Una nueva Ebro podría renacer con vehículos eléctricos fabricados en la Zona Franca

nueva ebro nissan zona franca

Una nueva Ebro podría renacer con vehículos eléctricos fabricados en la Zona Franca de Barcelona, en las instalaciones que dejará Nissan a finales de año.

El 31 de diciembre de este año, Nissan cerrará definitivamente las plantas barcelonesas de Zona Franca, Santa Perpetua y Sant Andreu. Las instalaciones quedarán huérfanas, pero ya hay dos proyectos estratégicos con posibilidades de volver a fabricar coches eléctricos en estas plantas, lo que convertiría a Barcelona en un hub de la movilidad eléctrica. Entre estos proyectos destaca el de una nueva Ebro podría renacer con vehículos eléctricos fabricados en la Zona Franca.

Dos fabricantes asiáticos entran en lista de candidatos a explotar las instalaciones de Nissan en Barcelona

El proyecto involucra a una joint venture formada por QEV Techonologies, BTech y Ronn Motor Group (RMG). Planean inversiones por valor de 1.000 millones de euros, así como mantener el nivel de empleo cuando estén a pleno rendimiento, según informan desde el diario El Mundo. El proyecto español contempla, junto a Jatón Racing, la resurrección de la marca de camiones, autobuses y vehículos agrícolas Ebro, una empresa creada originariamente en 1954.

Una nueva Ebro podría renacer con vehículos eléctricos fabricados en la Zona Franca

Ebro pasaría a ser Motor Ibérica antes de acabar convertida en Nissan Motor Ibérica. Ahora, la marca clásica podría volver a escena gracias a una pick-up de medidas similares a la Nissan Navara y un todoterreno puro que compartirá plataforma. Ambos modelos serán 100% eléctricos y equiparán tecnología derivada del aprendizaje obtenido en los raids de todo el mundo.

Eduardo Bueno, CEO de EcoPower; y Ariel Jatón, de Jatón Racing, ya están probando un prototipo de competición que serviría como base para el desarrollo de la plataforma de la pick-up eléctrica de Ebro. De hecho, ambos, junto a BTech, estuvieron involucrados el proyecto de Acciona, que tuvo como resultado el primer coche eléctrico que completó un Dakar. Acciona, por su parte, estaría interesada en adquirir un número de pick-up de Ebro para sus parques renovables, lo que otorga un primer cliente de peso para respaldar el resurgir de la marca española.

Si finalmente adquieren las instalaciones de Nissan en Barcelona, la compañía tendría como objetivo comenzar a fabricar su pick-up a finales de 2022. Ya durante el año que viene esperan una producción de 4.000 unidades, una cifra que iría creciendo hasta los 30.000 vehículos anuales antes de 2030.

Furgonetas, autobuses, camiones y unas completas instalaciones en Barcelona

Por otro lado, QEV Technologies tiene planeado ampliar la oferta de vehículos que salgan de la Zona Franca. Espera poder fabricar tres furgonetas cargo de diferentes tamaños destinadas al reparto de mensajería de última milla, así como autobuses que iría desde los 8 metros hasta los 12 metros de longitud, y camiones pequeños. También se contempla continuar con la producción de algunas de las líneas que ya tiene Nissan, como la de la e-NV200, bajo un nuevo nombre de marca.

Las instalaciones también contarían con un centro de homologación y certificación de baterías, y un centro de desarrollo de baterías, así como la fabricación de pilas de hidrógeno, intercambiadores de baterías para micromovilidad y llantas de fibra de carbono. Este proyecto para renacer la marca española Ebro contempla la creación de 4.000 puestos de trabajo directos y unos 10.000 indirectos.

Fuente: El Mundo

Y además

Buscador de coches