Pasar al contenido principal

Cuando un Subaru Impreza te salva la vida...

Tener un Ford F-350 no es tener inmunidad

Imagen de perfil de Jorge Morillo
Ford F-350

Ni siquiera el vehículo que aparente más poderío sobre terrenos complicados se libra de poder quedarse atrapado en ellos. El Ford F-350, por ejemplo. Hay que remontarse al día 6 de octubre pasado cuando en Buchanan, Michigan, se celebró una competición de motocross patrocinada por Red Bull que atrajo a más de 50.000 aficionados. La mayoría de ellos fueron con su coche particular, lo que acabó siendo un caos por el barrizal que se formó en el parking. Una de las víctimas de ello fue el pick-up americano.

Su gran peso y el contar con neumáticos de carretera normales hizo que se quedase atrapado en el barro. No había forma de hacer traccionar al pick-up. Por suerte para su dueño el compañerismo se adueñó de los allí presentes y apareció quien le sacase las castañas del fuego. O del fango, más bien. Para sorpresa de todos un Subaru Impreza fue capaz de tirarlo suficiente del Ford F-350 para que éste pudiera salir finalmente de la trampa.

¿Cómo pudo el Subaru Impreza tirar del pick-up más grande de Ford? Su liviano peso comparado con éste permitió al conductor aprovechar la capacidad de tracción existente en esas pésimas condiciones. Sobre césped y no sobre barro el hatchback japonés dio lo mejor de sí para tirar del vehículo encallado, que también ayudó lo suyo acelerando mientras trataban de remolcarlo. Finalmente lo consiguió entre los vítores de los allí presentes, que vieron un espectáculo extra al que dieron las motos de campo.

Esta historia no hace sino recordarnos que debemos tener mucho cuidado cuando dejamos aparcado el coche en la calle y se prevé mal tiempo. Hacerlo en un lugar de césped y tierra que pueda convertirse en lo más parecido a unas arenas movedizas no es una idea brillante, desde luego. Seguro que el dueño del Ford F-350 protagonista de hoy ya se ha dado por enterado.

 

Lecturas recomendadas