Pasar al contenido principal

Venturi Antarctica: el mejor eléctrico para esquiar sin necesidad de telesillas

Con esto no hay quien te pare, ¡ni siquiera el frío!

Imagen de perfil de Javier Leceta
Venturi Antarctica

Se llama Venturi Antarctica, y es una especie de tanqueta todoterreno eléctrica diseñada para realizar exploraciones en la Antártida a cincuenta grados bajo cero. Aunque bueno, con esas orugas también puede convertirse en tu mejor aliado para un buen día de esquí sin necesidad de comprar el carísimo forfait o esperar largas colas para coger el telesilla o telecabina de turno…

Aunque actualmente Venturi es más conocido por su equipo de Fórmula E, dirigido por Susie Wolff y con el ex F1 Felipe Massa entre sus pilotos (aquí tienes el calendario de la Fórmula E 2019), también hace otras cosas raras como esta…

No te pierdas: 7 compactos con tracción integral para no pasarlo mal en la nieve

Presentado la semana pasada por el Príncipe Alberto de Mónaco, el Venturi Antarctica es un vehículo eléctrico para la exploración diseñado para soportar temperaturas tan bajas como -50 grados. Utiliza las mismas baterías que Venturi monta en sus coches. Dos motores de 60kW propulsan su sistema de orugas hasta los 20 km/h. ¿Autonomía? Unos 45 kilómetros. Su cabina ofrece suficiente espacio para tres ocupantes y su equipaje. Ah, y pesa unas dos toneladas, así que mejor asegurarse de que la capa de hielo no sea fina...

El príncipe Alberto, junto con el presidente de Operaciones en Norteamérica de Venturi, Xavier Chevrin, y el astronauta Chris Hadfield, utilizarán la tanqueta el próximo mes de marzo para cubrir una ruta de 42 kilómetros entre el lago Dease y Telegraph Creek. Un homenaje a una carrera organizada en la década de los 30 por André Citroën en el noroeste de Canadá. La llamada Croisière Blanche contó con la participación de cinco vehículos que, debido a la climatología y al terreno, no fueron capaces de acabar la aventura.

Tras ese viaje, el Venturi Antarctica será enviado a… la Antártida para que lo utilicen allí investigadores científicos. ¿Tendrán cargadores rápidos allí arriba?

 

Lecturas recomendadas