Pasar al contenido principal

Vídeo: el Devel Sixty dándolo todo en una pista de aceleración

Abre bien los ojos

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Devel Sixty

Hay creaciones en el fascinante mundo de los coches nuevos que, cuando ves cosas así no sabes si reír, llorar, salir corriendo o ponerte en la cola para hacer una prueba. Y es que el Devel Sixty es un monstruo monstruoso, impresiona, por no decir otra cosa, y no sabes si esto sirve para meterte en el desierto y cruzar el Sáhara mientras tomas un refresco en su interior o meterte con él en una pista destinada a pruebas de aceleración. Pues, lo que vas a ver es el segundo caso, es el vídeo Devel Sixty acelerando como si no hubiera un mañana. Como si el apocalipsis le persiguiera.

 

Con un motor V8 turbo de gasóleo de 6,7 litros, rinde 730 caballos y con 1.000 Nm de par es capaz de agarrarse al asfalto de tal forma que da miedo ver su fulgurante salida desde parado y cómo, metro a metro, gana velocidad. El duelo fue grabado desde un Mercedes-AMG GT S al que parece que, desde el momento en que el semáforo se pone en verde, una locomotora lacada con el mejor barniz posible, se le escapa.

Aún así, la grabación a bordo del Mercedes deja claro que el Devel Sixty del vídeo es una animalada. Como si se tratara de un tanque que escapara desde el mismísimo infierno, las gomas de 40 pulgadas se clavan sobre el asfalto y el humo negro que arrojan los escapes superiores indican que la máquina está funcionando a pleno rendimiento.

Devel Sixty y Devel Sixteen

Habría que saber si, efectivamente, el deportivo rojo estaba dándolo todo... que parece que no, aunque un buen duelo podría llegar entre este descomunal SUV, que se presenta aún como prototipo, y su hermano, el hiperdeportivo Devel Sixteen, un coche que declara tener 5.000 CV y alcanzar una velocidad máxima superior a los 500 km/h.

El Devel Sixty del vídeo es solo el modelo básico (sí, básico) que ofrece la potencia que indicaba más arriba por 450.000 dólares, aunque existe otra versión cuya potencia es de más del doble, 1.500 CV y que se podrá personalizar por completo, incluida la opción de una carrocería completa de fibra de carbono. Para el modesto de más de 700 CV, el fabricante fija el 0 a 60 mpg en 5,8 segundos y una velocidad máxima limitada de 250 km/h. 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear