Pasar al contenido principal

Prueba Audi e-tron GT: ¿está al nivel de su primo el Porsche Taycan?

Los chicos de Ingolstadt han hecho un producto magnífico

9 10

Nuestro veredicto

Prueba Audi e-tron GT. Hablar de diseño y mostrar filias y fobias es enfangarse en jardines, como los de la política, la religión o el fútbol... Pero en esta ocasión no puedo remediar meterme en este charco que apela al corazón más que a la razón. Y es que, sin paños calientes: el Audi e-tron GT me parece un deportivo muy bonito.

Es más, hasta su propio diseñador, Marc Lichte, como buen padre de la criatura, ya lo anunció en el momento del debut de este deportivo eléctrico: "Es el coche más bonito que he diseñado nunca". Aunque, claro, qué padre dice que un hijo suyo es feo...

Prueba Audi e-tron GT

¿Y por qué me parece tan bonito el Audi e-tron GT? Por su perfil repleto de tensión y músculos y porque en realidad me parece es un sketch (boceto) llevado a la realidad, algo que no suele ser habitual. 

Aun así, voy a ser profesional, voy a dejar a un el corazón y me centraré en la razón. Aunque la jornada se presenta con una tentación a mitad de camino, una tentación que me haga volver a pecar con el corazón...

Y es que a mitad de ruta cambiaré de montura para ponerme a los mandos del Audi RS e-tron GT, el primer deportivo eléctrico desarrollado por Audi Sport y que con sus tremendos 440 kW (598 CV) es el coche más potente que Audi ha producido jamás. Menuda tentación, ay, señor, señor...

Lejos de lo que pudiera parecer, acceder al interior del e-tron GT no supone un ejercicio de malabarismo. Aún estoy en forma, pero tiempo pasa para todos. Una vez dentro y sentado todo me gusta: buen gusto mire a donde mire, cockpit orientado al conductor –como debe ser–, sistema de infotainment con botones para ciertas funciones, como, por ejemplo, el sistema de climatización, los modos de conducción o incluso para manejar el sistema de audio. ¡Bien! ¡Un acertado equilibrio entre modernidad y buen clasicismo!

Prueba Audi e-tron GT

El e-tron GT homologa una autonomía en eléctrico de hasta 452 km en ciclo WLTP. En este sentido, comienzo el recorrido –de unos 100 km– con 360 km en las baterías. Inicio la marcha en modo Comfort, lo más adecuado para los tramos por ciudad, a no ser que seas un poco ratilla, y optes por Efficiency no vaya a ser que... Sinceremente, con semejante artefacto, menudo desperdicio no sacarle todo el jugo, ¿no crees?

Una vez en carretera, me adapto al Audi e-tron GT como si fuera el coche que conduzco todos los días. Estoy disfrutando tanto de conducir este deportivo eléctrico, que ni siquiera me he percatado de que no emite ruido, de que no se escucha el bramido de un V8 o un V12. La última vez que me monté en un cacharro parecido fue a los mandos de un Audi R8, otro aparato estratosférico. Sin duda, lo que me pasa en esta prueba del Audi e-tron GT es como cuando te falta un sentido y se compensa con otro: sonido por sensaciones.

Hay vida más allá del Audi e-tron GT: Aquí tienes los mejores eléctricos de 2021

La compensación de los sentidos se pone de manifiesto sobre todo cuando le das un pisotón al acelerador tras haber cambiado a modo Dynamic. Entonces el e-tron GT sale catapultado gracias a su par inmediato de 630 Nm que te pega al asiento como si fueras en un cohete.

Las sensaciones dinámicas que me proporciona esta prueba del Audi e-tron GT son tan espectaculares que te olvidas de la ausencia de cilindros y bramidos mecánicos. Y cuando llegan las curvas y las subidas en las carreteras de la sierra, ya me siento a otro nivel.

Prueba Audi e-tron GT

Un nivel al que te llevan su suspensión neumática, el sistema de cuatro ruedas motrices, su tracción quattro y el diferencial autoblocante que convierten al Audi e-tron GT en un deportivo que convierte las curvas en rectas y a mí como conductor en un piloto, aunque de verdad que no lo soy en absoluto. Simplemente –aunque no es tan simple– el Audi e-tron GT es un deportivo para un uso diario, que encima te alegra el día cada vez que lo conduces. Y eso que ahora llega lo mejor: subirme al Audi RS e-tron GT.

¿Quieres café? Dos tazas: así es el Audi RS e-tron GT

Qué se puede decir de la versión RS del e-tron GT. Me faltan palabras y me sobran onomatopeyas. Solo acierto a decir: ¡guuuuauuuuuu! Fue lo primero que se me vino a la cabeza y acerté a articular cuando al al bajar un puerto de montaña adelanté a otro e-tron GT de la presentación y a una furgoneta sin apenas pestañear. ¡Es alucinante! 

Llega el momento de ordenar las ideas. ¿Es mejor que su primo el Porsche Taycan, con el que comparte mucho? El deportivo eléctrico de Porsche  ha puesto alma a la electromovilidad, mientras que el Audi e-tron GT y, sobre todo, el Audi RS e-tron GT representan la filosofía que Audi utilizó en la presentación de su primer coche eléctrico, el Audi e-tron: "Electric goes Audi" (la electromovilidad se hace Audi). Es decir, mientras que el Taycan es deportividad en toda su esencia, el e-tron GT es un Gran Turismo, elegante, moderno, más reposado pero que te dará lo que le pidas si lo necesitas.

¿Y cómo se llama todo esto? El Audi e-tron GT tiene un precio de 104.370 euros, mientras que el RS e-tron GT cuesta 143.500 euros. Soberana factura en ambos casos, lo que no quiere decir que no lo valgan. Y el retorno que te aportan lo compensa con creces.

Ver otros acabados de Audi e-tron GT
  • Precio

    104.290

  • Tipo de Motor

    Eléctrico

  • Cilindrada

    - cc

  • Par motor

    630 Nm / -

  • Potencia

    476 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    405 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    4,5 s

  • Velocidad máxima

    245 km/h

  • Consumo oficial

    0 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Y además

Buscador de coches