¿Puede el brutal Hyundai Ioniq 5 N en1 hacer que las carreras eléctricas sean... ¿divertidas?

Los coches eléctricos son aburridos. Los coches eléctricos son lavadoras. Los coches eléctricos no son coches. El Ioniq 5 N en1 de carreras no es un coche eléctrico normal.

Un texto de Ollie Kew con fotos: Olgun Kordal

Cuando el año pasado hice un trompo en un coche de Fórmula E, me salí de la pista y acabé en la grava, la gente de Fórmula E no se molestó demasiado.

Sin embargo, cuando más tarde escribí sobre la experiencia y comenté que el coche era una pieza de ingeniería impresionante para un deporte al que a nadie le importaba un comino, se enfadaron bastante. 

Y rápidamente me enviaron muchas métricas y comentarios que demostraban que estaba equivocado. La Fórmula E es un nombre reconocido mundialmente. Un fenómeno. Más grande que Jesús; con más seguidores. Pasea por cualquier calle del país y no podrás moverte por los niños vestidos con el equipo completo de Fórmula E.

 

Y, quién lo hubiera pensado, resulta que la Extreme E, el campeonato mundial todoterreno diseñado para "concienciar sobre el desastre ecológico", también está creciendo más rápido que las criptomonedas. 

"Una audiencia global de más de 144 millones de espectadores", proclamaba un reciente comunicado. "Se hicieron un total de 36.334 publicaciones en redes sociales sobre la campaña Extreme E 2023, resultando en 2.100 millones de impresiones 'potenciales' y 109.800.000 alcances". Curioso. 

Eché un vistazo a su canal de YouTube para ahorrarte la molestia y los últimos vídeos de destacados de carreras han acumulado un total de unos 6.500 visualizaciones cada uno.

El automovilismo eléctrico es basura. Los coches en sí mismos son inteligentes piezas de ingeniería, pero algo, ya sea la falta de ruido o de sensación de cualquier peligro no ha capturado la imaginación del público.

Definitivamente, no vayas a una pista de carreras desconocida, mojada, y en un coche de carreras en primeras fases de desarrollo

¿Quién va a cambiar eso? Hyundai cree tener los medios. Y por qué no va a ser así: el Ioniq 5 es uno de los coches eléctricos más deseables a la venta hoy en día y su versión N de 650 CV está entre  deportivos más interesantes del mundo en este momento

Lo que le falta es pedigrí en la competición, al menos hasta ahora, que entra en escena el coche de la Hyundai eN1 Cup. ¿Es este el momento en que el automovilismo eléctrico se vuelve de masas?

No estamos hablando de un coche que solo comparte los faros con el Ioniq de puedes conducir tú. Este es un 90 por ciento de un Ioniq 5 N de concesionario. Probablemente podrías construir el tuyo propio si no te importa deshacerte de todo el aislamiento acústico y la mayoría de los asientos.

La batería es la de 84 kWh, tiene un sistema de carga múltiple de 800 V y 400 V y la velocidad máxima de recarga es de 350 kW con los que necesita 18 minutos para pasar del 10 al 80% cuando las condiciones sean las óptimas.

Prueba del eléctrico que lo va a cambiar todo: saluda al Ioniq i5 N

Los mismos motores delanteros y traseros que se combinan para ofrecer los mismos 650 CV. La misma carrocería, aunque ensanchada con pasos de rueda de 160 mm. Incluso el cuadro de mandos permanece, al igual que el control de clima y las tomas USB. El primer coche de carreras que he visto con Apple CarPlay.

El jefe de la División N de Hyundai, Joon Woo Park, explica que podrían haber llevado el eN1 más al límite. Podrían haberlo reestructurado completamente en paneles de carbono. Aumentado los motores a más de 700 CV, o impreso en 3D una cabina ultraligera a medida. 

Pero eso habría incrementado el precio. Como hizo Jaguar con su fallida serie de ‘apoyo’ I-Pace para la Fórmula E, que se tambaleó durante dos temporadas con un SUV de más de 400.000 euros.

El eN1 es extremadamente asequible para ser un coche de carreras auténtico, respaldado por la fábrica, con slicks, jaula y alerones.

Tendrá un precio de unos 78.000 euros cuando salga a la venta a finales de este año, primero en Corea del Sur. Incluso el Elantra de turismos cuesta unos 120.000 euros, y eso es antes de que pagues por los repuestos del motor, la caja de cambios o el combustible de carreras que un eN1 obviamente no necesita.

El primer coche de carreras que he visto con Apple CarPlay.

Aquí aparece una ventaja de las carreras de eléctricos. Son más baratas. Y eso lo hace más accesible para más aficionados.

Pero ¿cómo resolver el problema de las audiencias indiferentes? Esto es puramente hipotético, por supuesto, ya que sabemos que, de hecho, los deportes de motor eléctricos tienen una audiencia global gigantesca de fieles ultras. Pero imagina por un momento que esto no fuera cierto y que las carreras de este tipo necesitan toda la ayuda posible. 

Llenos de las buenas sensaciones que ofrece el muy modificado Ioniq 5 N, con sus cambios de marcha simulados, su drift mode y su ruido de motor falso, los encargados del departamento N de Hyundai se han aplicado en crear una serie de carreras monomarca para el eN1.

Comenzará en Corea del Sur con un campeonato de 10 eventos a finales de este año y han tomado algunas ideas del mundo de los videojuegos. 

Al igual que el coche de carretera, el eN1 cuenta con el modo 'N Grin Boost' (o NGB; se traduce como "modo de potenciación de sonrisa N") en el volante. El principio de esto es sólido: permitir aumentos momentáneos de potencia.

En una carrera, cada eN1 solo podrá utilizarlo cinco veces y nunca más de uno por vuelta. Así que entran en juego las tácticas: ¿usarlos temprano para abrir ventaja, espaciarlo a lo largo de la carrera o guardar todos tus impulsos hasta cinco vueltas antes de la bandera y tratar de ganar en el último momento?

También se puede dar y quitar potencia. Cada coche estará conectado con la oficina de comisarios en el control de la carrera. Si excedes los límites de la pista o te pones un poco agresivo con los intercambios de pintura, se puede aplicar una penalización que reduce la potencia del motor en medio de la carrera. 

Olvídate de las penalizaciones en forma de 'stop and go'. ¿Por qué la F1 no ha pensado en eso? "Lo siento, Max, estás demasiado on fire y sigues siendo grosero con tu ingeniero, así que el Red Bull ahora tiene la mitad de la potencia de un Haas. Buena suerte".

Y luego lo mejor de todo: el sonido. El altavoz del eN1 no solo es más potente que el de un 5 N, sino que la banda sonora que emitirá está hecha a medida

Uno de los grandes placeres de una carrera de resistencia de varias clases como Le Mans (perdón por la comparación) es escuchar los diferentes motores compitiendo por un lugar en tus oídos; una parrilla llena de eN1 debería sonar como una pelea de perros en Star Wars.

Una jornada de pruebas en circuito

Hoy tengo uno de estos para jugar en el circuito Inje Speedium en las colinas de Gangwon-do, a unos 40 kilómetros en línea recta de la frontera con Corea del Norte. 

Alertas de teléfono nos advierten del smog que sopla desde China junto con la llovizna. Quédate en casa. Mantén todas las ventanas cerradas. No salgas. Definitivamente, no vayas a una pista de carreras desconocida, mojada, y en un coche de carreras en primeras fases de desarrollo.

Pero no he llegado tan lejos solo para admirar el eN1, que se ve compacto, musculoso sobre llantas de 18 pulgadas en lugar de las de 21 pulgadas del coche de carretera. 

Así que el equipo de boxes de Hyundai saca unos neumáticos de lluvia y salgo a la pista para ver qué puedo hacer. ¿Es lo suficientemente rápido? Absolutamente. 

Incluso con la mayor parte del habitáculo despojado para ahorrar 265 kg, sigue siendo un coche de dos toneladas (1.970 kilos, para ser exactos), pero 650 CV son más que suficientes. Los neumáticos rozan con el interior de los pasos de rueda en los pianos: se necesita más compresión en los nuevos amortiguadores ajustables.

Pero eso es parte de la diversión de configurar tu propio coche de carreras, y es crítico en una serie monomarca donde todos van a tener la misma potencia. La dirección es mucho más rápida que la del coche de calle, y dejo las levas de cambio tranquilas. Son divertidas en un 5 N, pero ¿por qué interrumpirías la entrega de potencia en un coche de competición? 

Ya no hay modo de derrape como tal, pero la entrega de potencia tiene preferencia por el eje trasero y el ESP tiene tres etapas: completamente activado, un poco desactivado o modo héroe sin ayudas. 

El agarre es masivo incluso en mojado, así que pronto aprenderás a prescindir de la asistencia. La principal curva de aprendizaje es frenar más tarde: los frenos AP Racing del eN1 son despiadadamente potentes. Y son inteligentes: seguirá regenerando durante una deceleración de 0,6 g.

¿Me divertí tanto como conduciendo un Hyundai Ioniq 5 N? Honestamente, no. Pero el coche de carretera está diseñado para ser puro entretenimiento ante todo, y eso es lo que lo hace tan refrescante en un mundo de eléctricos que simplemente desafían las leyes de la física longitudinal con aceleraciones salvajes y poco más.

Naturalmente, el eN1 es más serio, porque el entretenimiento aquí vendrá de tener a otros 19 lunáticos en equipos idénticos peleándose contigo por la gloria. Si la serie de Corea tiene éxito, Hyundai la llevará a nivel mundial. 

Qué pena que literalmente todo el mundo esté ocupado viendo el Extreme Formula E eTrophy en su lugar...

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricosCoches compactos,