Pasar al contenido principal

¿Sabías que se fabricó un Porsche Cayenne descapotable? Esta es su historia

Porsche Cayenne descapotable
Porsche

La idea acabó descartándose

Este año se están celebrando los 20 años del Porsche Cayenne, así que estamos descubriendo algunos detalles y curiosidades de su historia. Por ejemplo, ahora podemos encontrar a este SUV con su carrocería habitual y con otra coupé, pero se plantearon otras opciones en su primera generación. ¿Sabías que se fabricó un Porsche Cayenne descapotable? Esta es su historia.

A comienzos de los 2000, la marca de Stuttgart estaba trabajando en el que sería su primer todocamino, el cual acabó convirtiéndose en un superventas. Sin embargo, junto a la versión que todos conocemos, se pensó en crear otra alternativa menos convencional: un SUV descapotable.

Este concepto ya lo hemos visto en alguna ocasión, pero no deja de ser una idea llamativa. En aquel momento, a Porsche también le llamó la atención y en diciembre de 2002 se puso a trabajar en ella. No fue la única, eso sí, ya que también se desarrollaron de forma paralela un Cayenne Coupé y una variante con tres filas de asientos y 20 centímetros más larga.

Sea como fuere, el proyecto más peculiar de los tres es el que nos ocupa hoy. Esta configuración se tomó en serio desde el primer momento y, no solo se realizaron diseños al respecto, sino que se llegó a fabricar una maqueta de unos 4,8 metros de largo. Se encuentra actualmente en el Museo Porsche y es la que podéis ver en las imágenes, de hecho.

Te interesa: ¿Por qué Porsche fabricó el Cayenne original?

Eso sí, que sea una maqueta no quiere decir que esto sea solo una carcasa que simula a un coche real. Este Cayenne descapotable puede ser conducido, pero solo por instalaciones cerradas, ya que no puede circular legalmente. No importaba, eso sí, ya que este ejemplar en concreto se fabricó para responder a cuatro cuestiones.

Por un lado, debía comprobarse si los ocupantes podían estar cómodos con el pilar A y el parabrisas más cortos, así como cuando el techo descendiese en forma coupé. Además, también había que saber si el coche era práctico, ya que solo tenía dos puertas. Por otra parte, también se tenía que estudiar si era posible montar en él una capota elegante y rápida.

Porsche Cayenne descapotable
Porsche

Sin embargo, la duda más peculiar era la última: ¿cómo tiene que ser la trasera? De hecho, aún no había una decisión sobre esto, razón por la cual se pueden apreciar dos diseños diferentes en esta maqueta en concreto. En uno, se optó por colocar unos pilotos traseros más abajo, mientras que en el otro estaban más arriba, en cierto modo al estilo del Porsche Panamera original.

La idea era que, una vez se hubiesen respondido estas preguntas, se empezara a estudiar el comportamiento en marcha del Porsche Cayenne descapotable. Sin embargo, el proyecto no siguió adelante, por lo que jamás se llegó a realizar una prueba de conducción. Aun así, no deja de ser algo llamativo que cuenta con elementos interesantes, como la propia capota.

La capota sería como la del 911 Targa

Para diseñarla, la marca optó por una configuración similar a la del Porsche 911 Targa. Es decir, el maletero se podía abrir en ambas direcciones y la capota de lona se desplazaba sobre el arco de seguridad antes de plegarse en forma de Z en el maletero. Al menos, esa era la idea en las simulaciones, ya que el mecanismo no se terminó de fabricar para esta maqueta.

Se podría decir que todo se quedó a medias, pero fue así porque no se consideró que fuera una idea viable. Principalmente, se pensó que un Porsche Cayenne descapotable podía no traer beneficios y, dada su forma, tampoco iba a ser un coche atractivo. Por ello, el proyecto se canceló y se quedó en una anécdota casi caída en el olvido… Hasta ahora. 

Y además

Buscador de coches