Pasar al contenido principal

BMW #NEXTGen 2020: El primer BMW iX. Por dentro, donde menos es más (y mejor)

  • ¿Cuál ha sido el planteamiento de diseño para el interior del primer BMW iX?
  • ¿Es posible sentirse dentro de un coche como en el salón de casa?
  • Un espacio generoso, materiales de primera calidad, asientos de nuevo desarrollo y un techo de cristal panorámico de grandes dimensiones responde, en parte, a las dos preguntas anteriores
  • Descubre más historias inspiradoras y videos únicos en el especial BMW #NEXTGen 2020.
Ofrecido por Especial BMW #NEXTGen2020

Dicen del BMW iX que es un coche que se ha fabricado "desde dentro hacia afuera". Traducción: las líneas exteriores están pensadas para dar cobijo a un interior en el que el foco principal está en el conductor. 

Esto no es lo habitual, pero es que en el iX, hay poco habitual.

¿Jugando al despiste?

En el interior del BMW iX, parece que los diseñadores han querido jugar al despiste. Llama la atención el volante de forma hexagonal, pero por encima suyo los ojos se van al salpicadero, tan minimalista que parece que el SUV eléctrico no tenga apenas funciones que activar. 

Cuidado, es un engaño. No hay túnel central, una idea con la que BMW pretende aumentar una sensación de amplitud que se materializa con más espacio para las piernas, tanto en la parte delantera como en la trasera. Persiguiendo ese objetivo de espacio libre, las pantallas y controles se han reducido a lo esencial, los altavoces quedan integrados fuera de la vista, y el BMW Head-Up Display, encastrado tras la instrumentación para que resulte casi invisible. 

Ahora sabemos que lo de jugar al despiste no era en realidad su intención. Simon Sebastian, diseñador de interiores de BMW lo explica: "al diseñar el interior del BMW iX pensé qué era realmente necesario y lo que no lo era, simplemente lo quité".

Buscador de coches