Pasar al contenido principal

Prueba del Lexus CT 200h en su versión Black & Grey (2018)

Desde luego no es ningún jovencito. Veamos si sigue siendo un modelo interesante...

Imagen de perfil de Enrique Trillo
Lexus CT 200h Black & Grey Edition

En esta prueba del Lexus CT 200h Black & Grey mi intención no sólo es analizar las cualidades de este ya veterano compacto, ni centrarme únicamente en las características de este edición especial bicolor, que también. No, lo que pretendo es descubrir si este modelo, que vio la luz hace ya 8 años sigue siendo una alternativa interesante.

Garaje Cinco cosas que debes saber del Lexus CT 200h 2017

 

En 2017 el Lexus CT recibió un 'restyling' en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2017. Se ponía así ligeramente al día, aunque en 2014 ya pasó por primera vez por el salón de belleza y recibió una ligera actualización. El modelo actual ha recibido algunas mejoras. Lo más visible está en la incorporación de la nueva parrilla en el frontal y en las luces traseras. Dentro, cuenta con nuevos colores y un mejorado sistema de navegación, cuyas indicaciones puedes ver en la nueva pantalla de 4,2 pulgadas del cuadro de instrumentos y también desde la pantalla central de 10,3 pulgadas, más grande. Así, para que abras boca, ya tienes una pinceladas de cómo ha cambiado, pero más adelante te cuento detalles más concretos.

Lo que yo me pregunto, pese a las novedades, es si un modelo que se presentó en 2010 sigue luchando en igualdad de condiciones. Para comprobarlo, me doy una vuelta por mi ruta habitual y te voy contando.

 

 

Prueba del Lexus CT 200h 2018: diseño e interior

Su estética, personalmente, me gusta. Lexus es una de esas marcas premium que innova tanto con sus nuevos modelos y tiene un diseño tan diferente al resto, que parece que no pasan los años por sus coches. A Infiniti pienso que le ocurre algo similar. En concreto, este CT 200h Black & Grey Edition es una serie limitada disponible en color Negro Grafito con el techo haciendo contraste en color Gris. Además, está equipado con faros con tecnología LED, cámara trasera y llantas de aleación de 16 pulgadas. Además, cuenta con un interior premium, como es característico en la marca.

Si te gusta o no esta terminación en dos colores es una cuestión muy personal, pero pienso que en estética sigue dando la talla pese a su veteranía. Eso sí, por dentro, si lo comparas, por ejemplo con el nuevo Mercedes Clase A (prueba), queda claro que necesita una renovación más profunda, especialmente en el apartado tecnológico. No sólo por los dispositivo que ya incorporan muchos de los coches nuevos, sino por el tipo de manejo de los menús que utiliza Lexus. No, lo siento, pero el 'joystick' situado en el túnel de transmisión no resulta cómodo ni rápido. Hay que actualizarse.

 

Lexus CT 200h 2017

 

En lo que no le pongo pegas (casi) es en lo referido al espacio interior. En las plazas delanteras te sentirás como en un sillón relax y atrás, aunque el espacio para las piernas es algo escaso, dos adultos podrán viajar cómodamente. Sí, sólo dos pasajeros, el de la plaza central podría retirarte el saludo y te aviso para que no pierdas amigos. Además, tampoco tendrás espacio para llevar tantas maletas, pero el maletero tiene únicamente 285 litros y sólo 985 si abates la segunda fila de asientos. Entiendo que las baterías ocupan un lugar en el espacio y no se pueden evaporar, pero 285 litros es demasiado poco. Un Seat Ibiza, por ejemplo, pese a ser de un segmento inferior, ofrece 355 litros.

 

Lo mejor, el conjunto híbrido del Lexus CT 200h 2018

Desde que se lanzó al mercado, siempre ha estado impulsado por la tecnología Lexus Hybrid Drive, que está formada por un motor gasolina de cuatro cilindros de 99 CV y otro eléctrico de corriente alterna de 82 CV. Ambos, en conjunto, logran una potencia total de 136 CV. La gran ventaja de este sistema es que en ciudad te permite ahorrar mucho combustible, ya que aprovecha las fases de deceleración y frenada para recargar las baterías y así logras moverte de manera asidua en modo completamente eléctrico, sin emitir ni un solo gramo de CO2. Eso sí, ten en cuenta en carretera esta ventaja (la del CT 200h y la de todos los híbridos del mercado) se esfuma, ya que la aceleración constante impide al sistema recargar las baterías y, por tanto, te mueves solamente con el motor de gasolina. El gasto, en mi caso ha sido de unos 7,3 l/100 km. Me refiero a circulación por carretera, porque el gasto medio que ha marcado en esta prueba ha sido de apenas 6,0 litros.

Durante la prueba del Lexus CT 200h no puedo pasar por alto una mención crítica al cambio automático tipo CVT. Es un elemento común a todos los híbridos del Grupo Toyota, pero su respuesta, desde luego, no es satisfactoria en carretera. Cuando lo pruebas, notas que en el ajetreo de la ciudad pasa bastante desapercibido e incluso resulta suave y progresivo. Pero cuando te incorporas a una vía de mayor velocidad y hundes el pie derecho, lo único que obtienes es ruido, el motor girando muy alto de vueltas (por tanto, sin mostrar demasiada eficiencia a pesar de que los ingenieros aseguran lo contrar) y ninguna sensación de empuje. De cara al futuro, sería deseable una transmisión de doble embrague como la que ya equipa, por ejemplo, el Kia Niro híbrido.

 

¿Y la respuesta del Lexus CT 200h?

Para terminar con esta prueba del Lexus CT 200h, tengo que admitir que, como cabe esperar de estos coches híbridos, no es un modelo pensado para alucinar en zonas de curvas. Su comportamiento es suave a más no poder, busca ser confortable y que tus desplazamientos se caractericen más por la relajación que por el estrés. Así precisamente están configuradas su suspensión y dirección. Una dirección eléctrica, que está genial para no estresarse en ciudad y moverse con la máxima suavidad y fluidez, pero que en carretera no transmite fielmente lo que pasa bajo las ruedas. Es cierto que es un modelo que no engaña a nadie: muestra claramente lo que ofrece, eso es cierto, pero personalmente siento que no nos entendemos del todo bien.

 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear