Pasar al contenido principal

Prueba Mercedes-Benz S500L: 9 preguntas sobre el buque insignia alemán

Han hecho mejor al mejor. Ahora tiene más tecnología.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

En esta prueba del Mercedes-Benz S500L analizamos la carga tecnológica que recibe el buque insignia de la marca de la estrella. Nueve preguntas en las que te desvelamos los aspectos clave de uno de los modelos más emblemáticos de Mercedes.

 

Es decir, que por fin ha entrado la tecnología del Clase E en el Clase S.

Sí, se puede decir que todo el pack que vio la luz en el Clase E ahora está presente en la berlina lujosa por excelencia.

 

¿Y qué es lo que tiene?

Absolutamente todo lo que tiene el Clase E, sin dejar nada de lado. O sea, ¿que es un Superclase E? Más o menos. Tiene tres motores nuevos. Para empezar, un seis cilindros diésel, otro seis cilindros de gasolina, un brutal S63 V8 biturbo... y en breve llegará una versión híbrida. También cuenta con una serie de elementos para conducir de manera semiautónoma, muchos de los cuales ya los hemos visto en el E: limitación de velocidad activo, asistente para cambiar de carril de manera automática y aparcamiento remoto, por ejemplo. También muchos sistemas de seguridad que no has visto en ningún otro modelo, como el Active Distance Assist Distrofia. Básicamente es un control de velocidad adaptativo que te frena en rotondas.

 

¿Tiene algo más?

Claro: también tiene comunicación Car-to-X. Es decir, una especie de versión de Mercedes del Waze que te avisa de los peligros que te vas a encontrar en la carretera. Lo único que tienes que hacer es esperar a que otro Clase S esté en la misma carretera y te dé la información del tráfico...

 

¿No más atascos? ¡Eso suena realmente bien!

Más o menos... ten en cuenta que igual eres tú el del Clase S que va primero y llega al atasco...

 

Vaya. ¿Y hay algo más? Siempre halago más en un Clase S. En este caso tienes iluminación LED adaptativa que, aparte de los automatismo habituales presume de ser la luz legal más potente existente en un coche. En todo el mundo. Esto es serio.

 

Suena interesante...

Sin duda, pero me he guardado lo mejor para el final.

 

Y eso es...

Un Clase S es la culminación del confort en carretera. Por eso, sin duda lo mejor es el “Energising Comfort Control”.

 

¿Perdón?

Por primera vez en un coche de producción, el climatizador, los asientos (con masaje, calefactables y ventilables), la iluminación y la música se unen para crear seis programas de conducción “wellness” (esta definición es de Mercedes, no mía).

 

Conclusión

La berlina de lujo en la que todos se miran, ahora es mejor. Un nuevo paso adelante para el mundo... de los  ricos.

 

Datos técnicos Mercedes-Benz S500L

Motor: 2.987 cc, 6 cilindros en línea, gasolina, trasera, 450 CV

Consumo y emisiones: 6,7 l/100 km, 157 g/km CO2 

Prestaciones: 0–100 km/h en 4,8 s, 252 km/h

Peso: 2.005 kg

Precio: unos 150.000 euros

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear