Pasar al contenido principal

Prueba Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid: ¡sentirás la corriente!

Es la primera vez que un híbrido enchufable domina la serie Cayenne.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid coupé
9 10

Nuestro veredicto

Para la prueba del Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid viajamos hasta Alemania, donde pudimos exprimir el potencial de este Porsche Cayenne que se convierte en el tope de gama y que está disponible también como Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid Coupé.

No te pierdas: ¿Tienen razón de ser los SUV deportivos?

Precisamente, esta fue la carrocería que elegimos para nuestra prueba del Cayenne Turbo S coupé híbrido enchufable, un SUV que combina el infatigable V8 de cuatro litros con 550 CV y 770 Nm con un motor eléctrico de 136 CV y 400 Nm, que viene asociado al cambio Tiptronic S de ocho marchas con levas en el volante, con lo que consigue un par máximo de 900 Nm.

Estas cifras salen a relucir tan pronto como te pones al volante y pisas el pedal derecho; más aún si te encuentras en la Autobahn, que parece ser el hábitat natural de este Porsche Cayenne Turbo S híbrido. Su capacidad de aceleración  promete y cumple:es capaz de completar el 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 295 km/h.

 

 

Pero quizá lo más sorprendente es que con estas prestaciones, la mayor parte del tiempo olvidas por completo que te encuentras en un vehículo híbrido… Quizá lo notarás en el silencioso arranque, en modo ‘E-Power’,  en el que puede circular, en función de tus exigencias al volante, durante 40 kilómetros con cero emisiones y con el que su comportamiento dinámico no se ve penalizado.

De hecho, el Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid 2019 puede ir en modo eléctrico hasta los 135 km/h antes de que entre en acción el motor de combustión. Además, el E-Power puede activarse junto a cualquiera de los otros disponibles en el paquete Sport Chrono (que viene de serie) -Hybrid Auto, Sport y Sport Plus- como función ‘boost’: una tecnología que, por cierto, se ha tomado directamente del Porsche 918 Spyder.

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid


 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid: así funcionan sus modos 

Los diferentes modos de conducción del Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid pueden ser activados en cualquier momento, eso sí, en función de la carga de la batería de ion litio, que tiene una capacidad de 14,1 kWh. El más eficiente es el Hybrid Auto, que en función de la conducción cambia automáticamente la fuente de propulsión.

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

 

Para los momentos en los que se quiera conseguir el máximo rendimiento están disponibles los ya de sobra conocidos Sport y el Sport Plus, aunque con ciertos matices. En ambos sale a relucir todo el potencial del V8 biturbo junto al bloque eléctrico, pero con el Sport lograrás mantener un mínimo nivel de carga en la batería siempre para la función ‘boost’. 

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

 

El Sport Plus, en cambio, recarga la batería tan rápido como sea posible para conseguir el máximo rendimiento en todo momento. Además, Porsche ha añadido el botón ‘Sport Response’, mediante el cual todos los sistemas rinden al máximo de su capacidad durante 20 segundos, algo que resulta muy útil cuando circulando a un ritmo moderado demandas un extra de potencia y quieres evitar ese pequeño aletargamiento en la respuesta del motor; por ejemplo, ante un adelantamiento a gran velocidad. 

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

 

De serie encontrarás también la suspensión neumática de tres cámaras con el PASM (Porsche Active Suspension Management), sistema de barras estabilizadoras eléctricas y diferencial trasero deportivo. Un gran arsenal de tecnologías para que sientas que en todo momento tienes el control sobre las dos toneladas y media de peso que alcanza este SUV. 

Luego está el exquisito sistema de frenos carbocerámicos PCCB, que detienen el coche con una firmeza pasmosa, en especial cuando intentas bajar el ritmo a altas velocidades, aunque les notarás algo perezosos en conducción más suave, como viene siendo habitual en los coches híbridos.

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

 

Por cierto, aunque las pinzas de freno están pintadas en verde ácido de serie, se puede optar también por las amarillas si se prefiere. Por último, cabe destacar que los de Stuttgart ofrecen como opción también llantas de 22 pulgadas en lugar de 21 y el eje trasero direccionable. 

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid: lo básico permanece

Estéticamente, los Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid y Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid coupé tienen pocas variaciones de las versiones inferiores: algunos de ellos son el logo e-Hybrid en la carrocería y gráficos específicos para su tecnología híbrida en el Advanced Cockpit. 

Incluyen de serie faros LED, sistema de climatización auxiliar que se puede controlar de forma remota a través del PCM y de la app Porsche Connect, un sistema de control de crucero con función de limitador de velocidad, protección de peatones con cámara y Park Assist delante y detrás, que incluye la cámara de visión trasera en el caso del Cayenne Coupé.

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid coupé

 

La variante coupé se puede solicitar, eso sí, con el paquete 'Lightweight Sport', que somete al SUV deportivo a un dieta de adelgazamiento gracias a elementos como el techo de fibra de carbono, las llantas de aluminio forjado y unos asientos específicos, fabricados en tela y Alcantara, que consiguen rebajar su peso en 32 kg. 

A bordo y como parte del equipamiento estándar del Porsche Cayenne Turbo S híbrido enchufable, también habrá un buen nivel de tecnología, con conectividad completa que ofrece navegación online con información de tráfico en tiempo real, el control por voz inteligente y la búsqueda de estaciones públicas de recarga. 

 

Así recargarás el Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid y su versión coupé

Para cargar la batería del Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid podrás hacerlo de varias formas. Necesitarás 2,4 horas con el cargador AC de 7,2 kW que lleva de serie el coche y utilizando una conexión de 400 voltios y seis horas si usas el enchufe doméstico convencional de 230 voltios y 10 amperios. 

Por cierto, la carga se puede programar también con el Porsche Communication Management (PCM) o con la app Porsche Connect. 

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

 

Precio Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid y Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid coupé para España

 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid Desde 177.041 euros
Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid coupé Desde 180.792 euros


Conclusión

El Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid ofrece prestaciones de superdeportivo, todo el lujo que puedes esperar de una marca como Porsche y además, lo hace con una filosofía eco fundamental en los tiempos que corren. Eso sí, debido a la posición de la batería, bajo el maletero, habrá que penalizar espacio de carga (100 litros menos) en cada carrocería): puede que cuando hundas el pie en el acelerador se te olvide... 

Encuentra más información sobre el Porsche Cayenne en nuestras fichas

 

Y además