Pasar al contenido principal

Renault Clio Híbrido: probamos la versión e-Tech

Prueba del Clio Híbrido

Llega tarde, pero llega bien

El Renault Clio e-Tech de esta prueba demuestra que, antes que ser los primeros, es mejor hacerlo bien. Porque los franceses han tardado en lanzar una versión híbrida con pegatina 'Eco' de su utilitario superventas, pero es cierto que lo que han conseguido es un producto muy redondo y sólido.

Los 50 coches eléctricos que tenemos en 2021

El Clio híbrido llega con un motor de 1.6 de gasolina (90 CV) y dos eléctricos: el primero tiene 20 CV, funciona a 230 v y sirve como arrancardor. El segundo es más grande (50 CV), hace las veces del alternador y se encarga, entre cosas, de la regeneración de la energía, que manda a una batería de 1,2 kWh que fabrica Hitachi y se ubica debajo del maletero.

Los tres motores pueden funcionar de manera independiente o conjunta. Además, el Clio tiene en total 15 relaciones: cinco para el motor 1.6, tres para el modo 100% eléctrico y el resto para los diferentes modos de funcionamiento.


En marcha: el Clio híbrido es eficiente

Esta prueba del Clio e-Tech deja claro que el nuevo híbrido de Renault logra una gran calidad de rodadura, tanto por aislamiento como por peso de dirección y la estabilidad lineal general.

El motor 1.6 atmosférico está muy bien aislado del interior y apenas se deja notar en conducción normal, al contrario de lo que ocurre en otros modelos. Si no exiges mucho al acelerador, la suavidad es constante y solo al hundir el pie derecho aparecen vibraciones y una rumorosidad que muestra que lo de este coche no son las altas prestaciones.

Escogemos nuestros favoritos: los 5 mejores coches híbridos

Pero va bien. En ciudad y recorridos interurbanos con tráfico, la mayor parte del tiempo utilizas la batería para moverte. Esto parece dar la razón a Renault, que afirma que el Clio híbrido puede moverse un 80 por ciento del tiempo en modo eléctrico gracias a que aprovecha muy bien la energía regenerada.

Si sales a autopista, tienes buena calidad de rodadura: mantiene bien la línea y en general es un coche cómodo incluso para hacer viajes, siempre teniendo en cuenta que al pisar más de la cuenta los valores NVH aumentan... y también el consumo: si en ciudad o conducción suave es fácil ver valores en torno a los cuatro litros, cuando subes ver seis o incluso siete litros de media.

Renault Clio e-Tech: un híbrido cómodo

Pero seguro que a nadie le sorprende que este utilitario esté fuera de lugar en la zona de las altas prestaciones. Y es que durante esta prueba, he disfrutado de un Renault Clio e-Tech cómodo que facilita la vida a bordo.

Por ejemplo, los asientos delanteros son muy agradables. La postura es natural y el mullido de las butacas es cómodo y no tan firme como en sus rivales alemanes. 

El Clio ha tenido que sucumbir al control táctil por medio de una pantalla. Es cierto que funciona bien y los menúes están siempre a unas pocas pulsaciones, pero creo que la gestión del sistema de audio es complejo si te sales del sota, caballo y rey: elegir una emisora memorizada es fácil, pero por ejemplo, al presionar el botón (virtual) de apagado menú con algunas opciones adicionales, como silenciar o apagar.

Al menos, el interior, con materiales agradables al tacto y buena apariencia, cuenta con los mandos del climatizador físicos, lo que siempre se agradece porque te ahorras el retirar la vista de la carretera.

En definitiva, el Renault Clio e-Tech demuestra que los franceses han sabido hacer un buen coche híbrido, un rival serio para otros modelos con pegatina Eco (sean de gas, como el Ibiza o de batería, como el Toyota Yaris de esta prueba).

Buscador de coches

Y además