AC Schnitzer ACL2: una bendita locura verde de 570 CV

Toma un Serie 2, métele el motor de un M4, la carrocería de un coche del DTM y una llamativa combinación de colores: ¡esta locura de cuatro ruedas se presenta en Ginebra!

Ver galería

El AC Schnitzer ACL2 es una de las preparaciones más ‘hardcore’ que recordamos de este mítico preparador alemán especializado en BMW. Se ha tomado una base que ya es muy buena: el BMW M235i. Pero los más de 300 CV del modelo de serie parecen una broma para los chicos de AC Schnitzer y han casi multiplicado por dos esta cifra. ¿Cómo lo han hecho?

Pues directamente, han optado por cambiar el motor: ¿para qué andarnos con rodeos? Este ACL2, que verá la luz por primera ver en el Salón de Ginebra 2016, monta el propulsor de seis cilindros en línea del BMW M4 equipado con el paquete performance que el preparador ofrece a todos los propietarios del M4. Esto incluye una nueva ECU, un filtro de carbono, una batería más ligera, un diferencial Drexler y un sistema de escape mucho más sonoro.

¿El resultado? 570 CV: eso es más que lo que tiene un M. Las prestaciones, como podrás imaginar, son brutales: de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h: ¡alucinante! La estética parece sacada de un coche del DTM, y aunque mucho forma parte de un esquema estético pensado para impresionar, la aerodinámica también ha influido en elementos como las aletas en la parte frontal o el espectacular alerón en la parte trasera.

Lamentablemente, el peso todavía no ha sido ofrecido formalmente por la marca, pero imagino que ganará algún ‘kilito’ respecto al BMW M235i. Los frenos también son más grandes y desarrollados por AC Schnitzer y cobijándolos, encontramos unas nuevas llantas AC1 de 20 pulgadas y pintadas en color rojo.

Y precisamente, la combinación de colores del AC Schnitzer ACL2 es protagonista en este coche. Las llantas rojas ya son suficientemente llamativas, pero el color elegido en el exterior, no pasa desapercibido: un verde ‘racing’ tan interesante como sorprendente en esta preparación tan salvaje. En el interior, el aspecto parece sacado de un coche de competición, con baquets espectaculares, un volante único y un nuevo display en el salpicadero que informa de distintos datos importantes, a modo de ordenador de abordo.

Ahora llegan las malas noticias: 150.000 euros sin impuestos. No obstante, es normal teniendo en cuenta la exclusividad y las prestaciones de un coche así. Eso sí, ahora toca decidir si qué es más apetecible: ¿este AC Schnitzer ACL2 o un BMW M4 GTS? Yo no tengo dudas…

No te lo puedes perder:

BMW llevará los retrovisores al baúl de los recuerdos

BMW 440i: te hará olvidar al M4...

Los BMW M híbridos llegarán más pronto que tarde. En serio.

Nuevo Alpine B7 xDrive...¿para qué quieres un BMW M7?

El BMW M4 GTS todavía más espectacular y deportivo

Tags

  • Preparaciones
  • BMW
  • BMW M
  • Salón de Ginebra 2016