El nuevo Citroën C4 Picasso 2016 tiene (¿adivinas?) más tecnología (sorpresa)

También puedes personalizarlo más. Y para el Citroën Grand C4 Picasso, lo mismo.

El nuevo Citroën C4 Picasso 2016 llega al mercado con estrenos tecnológicos como el portón eléctrico manos libres o un navegador 3D. Así, para empezar, es lo que destaca la marca en su comunicado de prensa. Justo después, habla del lavado de cara que recibe el monovolumen: actualiza su frontal y puede personalizarse con hasta cuatro ambientes interiores para elegir. No pidas más hasta que toque una reforma profunda.

Los mismos cambios también afectan al nuevo Citroën Grand C4 Picasso 2016: un morro que expresa más dinamismo, una firma luminosa trasera con guías de luces de efecto tridimensional… Pero vamos a empezar insistiendo en lo mismo que el fabricante, que señala el Connect Nav (navegación conectada) como la principal novedad de ambos modelos. Según indica, permite optimizar el tiempo de los trayectos al ofrecer información sobre el tráfico en tiempo real.

Por otra parte, la pantalla táctil sobre el salpicadero (de 7 o de 12”, cada vez mayores), que asume las funciones del cuadro de mandos, mejora su legibilidad y su respuesta, incorporando… conectividad, señoras y señores. Efectivamente, es la palabra de moda. Seguro que la estabas esperando. Por suerte, se conservan funciones que sí tienen una utilidad real cuando estás conduciendo, como la visión 360º, el asistente de aparcamiento o el regulador de velocidad activo.

¿Que Citroën solo ha fabricado coches? No te lo crees ni tú.

El nuevo Citroën C4 Picasso (y el Grand C4 Picasso 2016) ha puesto a punto la plataforma EMP2 para seguir proporcionando confort y eficiencia cuando sale a carretera. Además, la gama de motores se enriquece con la mecánica de gasolina PureTech 130 S&S, asociada a la caja automática EAT6, que se mantiene. Habría sido una ocasión estupenda para modificarla también, pero… Bueno, lo sentimos. Otra vez será (esperamos).

¿Cuándo empezó a construirse el C4 Picasso 2016? Concretamente, el 15 de julio; lo hizo en la planta que el Grupo PSA tiene en Vigo, así que puede presumir de ser un producto made in Spain. Un total de 17 años y 2.812.000 vehículos manufacturados desde que el Xsara Picasso llegase a tierras gallegas garantizan el idilio de la factoría con uno de los monovolúmenes más vistos en nuestro país. Pero, señores de la marca, por favor: el cambio automático es muy cómodo, cierto. Sin embargo, para la próxima generación les pedimos algo más de inmediatez…

 

Tags

  • Monovolumen