Hemos probado el nuevo Cadillac CT6 europeo

El rival americano del Clase S llega con estilo. ¿Merece la pena considerarlo?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

¡Un Cadillac CT6! Me suena muy de rapero

Nada de eso. El nuevo Cadillac CT6 no tiene nada que ver con el Escalade. Se trata de una berlina medio grande del segundo fabricante más antiguo de Detroit...

¿Perdón? ¿medio grande?

Bueno, las categorías en EEUU ya sabes que son un poco distintas. Este modelo tiene una longitud que está medio camino entre el Mercedes Clase E y el Clase S o el BME Serie 5 y el Serie 7.

¿Y cómo es de americano?

Estéticamente, el CT6 2016 parece un coche que promociona un casino de las Vegas, pero en el fondo tiene maneras europeas. Por ejemplo, el chasis tiene un 60 por ciento de aluminio y un 40 de acero; es el primer Cadillac que se fabrica utilizando varios materiales para reducir el peso. También cuenta con suspensión activa, desactivación de cilindros, tracción integral y hasta ruedas traseras direccionales.

Pero al menos habrá un V8

Pues no. El nuevo Cadillac CT6 tiene un 3.0 V6 biturbo de 417 CV y 555 Nm que le permite hacer el 0 a 100 en 5,7 segundos y lograr una máxima de 240 km/h, aunque es una cifra que en teoría podría superar porque está limitado... algo de lo que podemos dar fe tras probarlo por una autopista alemana de esas que tango gustan a la DGT y organismos similares.

Ya lo ha demostrado con el CTS-V: Cadillac es una marca a la que le gusta hacer últimamente modelos 'molones'. Según me confesaron en la marca, el CT6 2016 podría llevar algún 'toque V', aunque no se puede saber si seré en plan AMG E63 o más bien tirando a un Serie 5 con kit M... En todo caso, su rival es más el Mercedes Clase S, aunque no está claro si éstos quieren defenderse de Cadillac o ir a por Tesla...

¿Y se conduce bien?

Para ser una cosa tan larga y grande, la verdad es que sí. El sistema de cuatro ruedas directrices ayuda con eso al crear el efecto de una batalla más corta cuando las ruedas de atrás giran (porque se reduce el radio de giro y parece ser más corto). También se deja sentir algo más ligero de los 1.950 kilos que declara. Las llantas que monta de 20 pulgadas se dejan notar demasiado en las juntas de dilatación o a la hora de curvear, pero lo cierto es que se mueve con tranquilidad y... bueno, digamos sofisticación.

La suspensión magnética del Cadillac CT6 mantiene las cosas bajo control, y hay bastante diferencia entre el modo Sport y el Tour, que es el más tranquilo. Eso, amigos de otras marcas, es algo de lo que hay que tomar nota...

¿El nuevo Cadillac CT6 es tan bueno?

Hay algunos detalles que habría que pulir. Los turbos son perezosos y la caja automática es demasiado suave. Tanto, que a veces parece que ha salido de algún Cadillac de los años 60.

Además, tiende a subir de marcha cuanto antes incluso en el modo Sport, por lo que de repente te ves bajando con las levas de octava a tercera curva tras curva.

Para terminar, el tacto de los frenos no me acaban de convencer. Sin embargo, no deja de ser un tacto muy al estilo de otro buque insignia americano: el Lincoln Continental 2017.

¿Y qué tal por dentro?

El interior del nuevo CT6 es espectacular. Durante la prueba pude disfrutar de un buen masaje en la espalda... cortesía de los asientos traseros, que también se pueden reclinar mientras te entretienes con las pantallas TFT de alta definición retráctiles.

El conductor tiene un cuadro de relojes de 12 pulgadas mientras que la central se encarga de la navegación 3D y el infotainment.

Una de las 'chuladas' del coche es que el retrovisor interior se convierte en toda una pantalla de visión trasera conm visión de gran angular. La idea es generar una sensaicón de que el coche no tiene pilares C. Pero la cosa está en que no es tan natural como fijarte en un siempre fiable espejo de toda la vida...

¿Qué tal los materiales del nuevo CT6?

Piel, Alcantara, plásticos de alta calidad... A algunos os puede parecer muy premium, pero creo que puede generar división de opiniones. La disposición de los elementos es bastantevtradicional, lo que no está nada mal, pero la sensación que te queda es que han hecho un esfuerzo importante por parecerse al Volvo S90, pero no lo han conseguido.

¿Todo lo que cuentas es de serie?

Sí. El vendedor, si es que sabes a dónde acudir a comprar uno (en España hay 10 distribuidores), te dirá que el CT6 es como una boutique de cualquier ciudad europea, pero si me preguntas, te diré que es más un estilo gangster de esos modernos. La parte buena de eso es que en el maletero hay espacio como para dos buenos cuerpos y si optas por pintarlo de negro, es probable que nadie te diga nada aunque dejes el coche aparcado en el carga y descarga más transitado del país.

¿Y cuál es el precio del Cadillac CT6?

El nuevo Cadillac CT6 2016 Platinum será probablemente el único acabado que llegue a Europa. En Alemania ya lo tienes por 75.000 euros, así que aquí deberías esperar un precio en torno a 2.000 euros más caro. Eso es terreno peligrosamente cercado al Mercedes Clase S (desde 94.000 euros), aunque siempre puedes contar que a igualdad de equipamiento tu Cadillac sale tremendamente barato, ya que lo trae todo de serie... ¿Quieres emular a Al Capone?

 

Tags

  • Cadillac