Vídeo: esto es lo que puede pasarte si jugueteas con el móvil mientras vas en moto

El mejor ejemplo de que una distracción puede terminar con un disgusto de altura.

Cualquiera puede sufrir un accidente de moto o de coche, eso es algo evidente, pero está claro que una distracción aumenta el riesgo notablemente, hasta límites insospechados. Estoy convencido que este discurso lo has escuchado una y mil veces, pero como buen ser humano que eres, vale más una imagen que mil palabras: en este vídeo de un accidente de moto tras una distracción con el móvil es absolutamente revelador.

No te lo pierdas: estos son los riesgos de conducir un superdeportivo en ciudad

En las imágenes se puede ver a un motorista que cuenta con una cámara en el casco. En un momento dado decide cambiar la canción que está escuchando desde su smartphone. Para ello se quita el guante y se prepara, pero o bien por el sudor o por no acertar con el dedo, le cuesta más de la cuenta. En ese momento se olvida de la carretera, se olvida del mundo y todo su cerebro está pensando cómo narices cambiar de canción. Una distracción y adiós.

 

Ver galería

 

Cuando se da cuenta que está llegando a una curva ya es demasiado tarde y entre que empieza a reaccionar y la propia inercia, hace que impacto contra el bordillo e irremediablemente caiga sobre la acera. El golpe es fuerte, aunque sin duda podría haber sido peor. ¿El resultado? Una rotura de clavícula que puede tardar meses en soldar. Meses de dolor por el despiste de un segundo: ¡y ha tenido suerte! Perder la vida por cambiar una canción no vale la pena, apúntatelo a fuego en tu cabeza.

 

Tags

  • Accidente
  • Motos