Pasar al contenido principal

12 marcas que nunca volverán a fabricar coches diésel

12 marcas que nunca volverán a fabricar coches diésel
¿El fin del gasóleo?

La guerra al diésel es un hecho. Aunque quizá por el coronavirus no lo tengamos tan presente, en los meses previos a la pandemia muchos gobiernos mostraron su voluntad de eliminar el gasóleo de sus carreteras, algo que también algunos fabricantes tienen pensado hacer, como demuestra esta lista de marcas que nunca volverán a fabricar coches diésel.

En muchos casos se trata de decisiones de grupo, vayamos una por una.

Alfa Romeo

No es el único representante del Grupo Fiat-Chrysler Automobiles que veréis en la lista, y es que hace un par de años Sergio Marchionne anunció que para 2022 eliminaría las alternativas de gasóleo de sus modelos.

Fiat

Como en otros tantos fabricantes, FCA va a optar por reemplazar dichas mecánicas por opciones electrificadas, ya sean híbridas o eléctricas puras. Esto, en el contexto de Fiat, que se va a centrar en modelos urbanos, parece la solución lógica.

Jeep

Jeep ya ha empezado el desembarco de variantes híbridas enchufables, denominadas 4xe, que supondrán el relevo a corto plazo de las mecánicas diésel.

Lexus

Una pionera en lo que a no fabricar coches diésel se refiere, pues tomó la decisión en 2013, momento desde el que solo vende motores gasolina y alternativas electrificadas.

Maserati

Maserati no es la marca que más ventas aporte al Grupo FCA, pero suma su granito de arena, que a partir de 2022 no tendrá ni rastro de gasóleo.

Mitsubishi y Suzuki

El caso de ambas marcas es peculiar porque, aunque han anunciado que renuncian al diésel en Europa, seguirán fabricando motores de gasóleo para mercados concretos.

Nissan

La marca nipona anunció hace un par de años que las nuevas generaciones de sus modelos no tendrán motores diésel, algo que empezará a cumplirse a partir de 2021.

Porsche

En 2018 Porsche anunció que dejaba de vender versiones diésel de sus coches, algo que por una parte obedece a las cada vez más estrictas normativas de emisiones, pero por otra también se debe a que sus clientes prefieren tanto los gasolina como los híbridos que comercializa.

Smart

El caso de smart es todavía más radical: ni diésel ni gasolina ni híbridos, algo que es totalmente lógico puesto que, tratándose de vehículos de carácter urbano, montar mecánicas 100% eléctricas es las decisión apropiada.

Toyota

El objetivo de Toyota es comercializar versiones híbridas de sus modelos, así que se encuentra en proceso de retirada de las alternativas diésel que vendía en Europa.

Volvo

La marca sueca también ha confirmado que su futuro pasa por la electrificación, teniendo como base los motores de gasolina. En el caso de Polestar, el fabricante se centra solo en opciones PHEV y 100% eléctricas.

Y además