Bristol Bullet: el nuevo capricho con un sabor muy inglés

Prepárate para volver a disfrutar de un coche más inglés que el té de las 5...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Nadie puede poner en duda que los ingleses saben disfrutar de las pocas horas de sol de las que disponen al año. Prueba de ello es el hecho de que algunos de los mejores roadsters y descapotables provienen del Reino Unido. Ahora llega el Bristol Bullet: el renacimiento de uno de los fabricantes más exclusivos que han existido jamás en las islas. 

Con 71 años de historia a sus espaldas, el fabricante Bristol Cars -declarado en bancarrota en el año 2011- vuelve a la escena automovilística con el Bullet: la concreción de Pinnacle, un proyecto que lleva desde el año 2015 estimulando las glándulas salivales de todo amante de los roadsters ingleses. El nuevo deportivo, a juzgar por las imágenes robadas durante su participación en el Goodwood Festival of Speed, tiene una imagen de lo más clásica con un largo capó delantero y una zaga muy corta. Además su parabrisas es muy bajo y las cabezas de los ocupantes están protegidas por unos arcos antivuelco. Aunque se pueden apreciar detalles del interior del habitáculo, la propia firma ha anunciado que los modelos que definitivamente lleguen a la producción serán algo distintos, con una mayor calidad que los vistos en el GFS. 

No te pierdas: Las novedades del Goodwood Festival of Speed 2016

¿Y el motor? Pues aquí es donde llega la mejor parte: el fabricante ha anunciado que el Bristol Bullet tendrá un corazón V8 atmosférico de origen BMW de 4,8 litros de cilindrada, lo que unido al bajo peso que tendrá el conjunto harán del nuevo roadster inglés un juguete de lo más apetecible... y rápido. 

Por el momento, el Bristol Bullet sólo se ha dejado ver en unas pocas imágenes oficiales más los robados de su debut en Goodwood -¿dónde, si no?-, pero está previsto que se presente oficialmente próximamente y que se puedan comenzar a entregar las primeras unidades del coche en el año 2017. Permaneceremos atentos... porque todos querremos uno. 

Lecturas recomendadas