Caterham 620S: pondrá en apuros a más de un superdeportivo

El Caterham 620S se coloca como una opción algo menos salvaje que la radical 620R, no obstante, con sus 310 CV y 610 kg de peso, pocos deportivos podrán superarle en aceleración y diversión.

El Caterham 620S llega para poner un poco de cordura en la gama del exclusivo fabricante británico. Bueno, más o menos. En teoría, esta versión es algo menos radical que el insano 620R, pero ya te adelanto que sigue siendo un auténtico misil tierra-tierra.

Y es que lo que ha hecho Caterham es dotar a su bólido más animal de ciertos elementos que puedan facilitar su uso más o menos cotidiano. El 620R es un coche pensado para correr en la pista y renuncia a cualquier elemento de confort a favor de las sensaciones más salvajes y la máxima efectividad en la pista.

El Caterham 620S estrena un parabrisas de cristal con nuevos marcos en fibra de carbono. También incluye elementos mínimos de confort como la calefacción, necesaria si quieres salir con él en los fríos meses de invierno. Los asientos de carbono reciben una tapicería de cuero e incluso, pagando unos 1.400 euros, pueden estar calefactados. El volante es de nuevo diseño, mientras que los asientos mantienen los arneses de cuatro puntos: la seguridad no es una opción.

Las llantas ahora son de 15 pulgadas con gomas Avon ZZS y unos frenos optimizados. La suspensión trasera se ha revisado y suavizado ligeramente, haciendo que el conjunto no sea tan extremo. En definitiva, se ha 'des-radicalizado' mínimamente para que la experiencia de disfrutar de este Caterham en las carreteras abiertas al tráfico sea más placentera.

Eso sí, todas estas mejoras aumentan el peso hasta los 610 kg, sí, sí, has escuchado bien, 'AUMENTA hasta los 610 kg'. ¿Motivo de preocupación? No creo: gracias al motor de cuatro cilindros Ford Duratec sobrealimentado por compresor, este Caterham rinde 314 CV y 219 Nm de par, potencia más que suficiente para que te siga dejando con cara de tonto al pisar el pedal del acelerador a fondo: acelera de cero a cien en 3,4 segundos, una cifra al alcance solamente de un puñado de deportivos.

Eso sí, si venimos del Caterham 620R, el peso extra le supone seis décimas más en el cero a cien. Pero seamos sensatos: ¿se puede renunciar a esas 'décimillas' de nada en pro de algo más de confort y practicidad enfocada al disfrute? Pues está claro que depende de tus necesidades: si solamente vas a sacar el coche para ir a la pista, el 620R es tu mejor opción. Para todo lo demás, creo que el 620S es lo más sensato, además, es unos 7.500 euros más barato, se queda en 44.995 libras (unos 60.000 euros al cambio). Eso sí, en esta ocasión, si lo quieres, lo tendrás que pedir ya montado; con este modelo no se ofrece la opción de montarlo en tu garaje...

Te interesa:

Prueba Lotus Exige Sport 350: renovado y mucho mejor

Lotus 3-Eleven: misil tierra-tierra

Spyker C8 Preliator: el renacer de Spyker en Ginebra

Más de 3.000 km con el nuevo Ford Focus RS

Lecturas recomendadas