Pasar al contenido principal

¿Qué demonios es un Autozam AZ-1?

Autozam AZ-1
No tuvo mucha suerte.

El Autozam AZ-1 es el deportivo más pequeño del mundo. Y es que se trata de un kei-car, los famosos coches de pequeño tamaño que se venden en el mercado japonés y que deben cumplir una serie de requisitos. Lo normal es encontrar uno de estos kei-car con una carrocería que favorezca el espacio interior, contando con líneas rectangulares que dejan un diseño tipo “boxy”. Aunque no todos son así.

No te pierdas: El por qué de los Kei Cars: mucho más que 'microcoches'

En el segmento de los kei-car de vez en cuando encontramos un deportivo. Para hablar del que nos ocupa tenemos que viajar hasta los años ochenta, retrocediendo en el tiempo para encontrar el inicio de este proyecto. Mazda unía fuerza con Suzuki y a finales de la década presentaban tres conceptos. En el Salón de Tokio de 1989 fueron presentados, nombrados como A, B y C. Solo el primero fue llevado a producción.

Autozam AZ-1 trasera

En 1992 veía la luz. No fue demasiado modificado respecto al prototipo aunque sí sufría cambios estructurales. El chasis, que era de aluminio en un principio, pasó a ser tubular de acero. Por otra parte, en la zaga, encontrábamos el motor tricilíndrico turbo de 657 cc. colocado en posición central trasera. El mismo mandaba la potencia a las ruedas traseras. En conjunto estábamos ante un coche de apenas 3.295 mm de largo y solo 720 kg.

Su diseño era realmente llamativo. Tanto es así que viendo su zaga parecía que estuviéramos ante un auténtico superdeportivo. Pese a ello, no tuvo gran éxito. Quizás, uno de los motivos principales era que su precio era más alto que el de sus rivales directos. Era un coche de capricho, y teniendo en cuenta el momento que vivía el país con una gran recesión, este tipo de coches dejó de ser una opción.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches