Pasar al contenido principal

Hennessey Venom F5: así será la vida por encima de los 500 km/h

Hennessey Venom F5

El primer prototipo de producción de Hennessey es una máquina de 1.800 CV... 

Estás viendo el primer prototipo de producción del Hennessey Venom F5, el tan esperado hiperdeportivo hecho en los Estados Unidos capaz de rozar los 500 km/h. Alerta de spoiler: no decepciona. Comencemos con el nombre F5, derivado de la escala de intensidad del tornado de Fujita, siendo F5 el más intenso con velocidades del viento de hasta 511 km/h. Todo el sentido del mundo…

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

¿Listo para algunos números? Advertencia: es posible que desees reiniciar el cerebro antes de esto… El motor del Venom F5 es un V8 biturbo de 6.6 litros llamado Fury, que produce más de 1.800 CV a 8.000 rpm y 1.192 Nm de par a 5.000 rpm lo que lo convierte, al menos por ahora, en el motor de automóvil de carretera más potente del mundo. 

Gracias al uso extensivo de carbono pesa solo 1.360 kg en seco, solo 30 kg más que un Ferrari F8 Tributo… y sin embargo, tiene más de 1.000 CV más. La relación potencia/peso es de 1.298 CV por tonelada. Dejaré que lo asimiles por un momento.

Los sistemas de gestión del motor, las válvulas de admisión, los inyectores… todos están hechos a medida y adaptados al mundo de las carreras de resistencia, lo cual no sorprende cuando produces tanta potencia como siete Golf GTI y medio. 

Hennessey Venom F5

La caja de cambios es semiautomática de un solo embrague y siete velocidades con levas de cambio; la potencia disponible se maneja con cuidado, especialmente en las primeras cuatro marchas para evitar sobresaltos… 

Venom F5: hablemos del tiempo

Las primeras simulaciones predicen un tiempo de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, seguido de fuegos artificiales: 0-200 km/h en 4,7 segundos y 0-400 km/h en 15,5 segundos. ¿Esa última cifra? Más del doble de rápido que un Bugatti Chiron y siete segundos más rápido que un Koenigsegg Regera, el actual campeón en el 0-400-0 km/h. 

La velocidad máxima objetivo es de 500 km/h, la velocidad máxima teórica (teniendo en cuenta el limitador de 8.500 rpm y las relaciones de transmisión) es de alrededor de 547 km/h, aunque la verdadera velocidad máxima limitada se encuentra en algún lugar entre esos dos números. 

El chasis pesa solo 86 kg y supera al Chiron en rigidez torsional. Los amortiguadores son ajustables manualmente, no electrónicamente, para ahorrar peso, los frenos son carbocerámicos de Brembo, las llantas son de aluminio forjado (19 pulgadas en la parte delantera, 20 en la parte trasera) y los neumáticos no son unicornios hechos a medida, son los Michelin Pilot Sport Cup 2 disponibles en el mercado. Aun así, John confía en que aguantarán por encima de los 400 km/h.

“Podremos medir cada neumático a medida que el coche pasa de 350, 400 km/h… y comienza a avanzar lentamente hacia los 500 km/h. Sabremos la carga, la temperatura y la presión en cada curva, si en algún momento sentimos que el automóvil no debe ir más allá de cierto punto, podemos limitar su velocidad. Pero no queremos hacer eso, no tenemos la intención de hacer eso”, explica el propio John Hennessey. 

Para mantener la resistencia aerodinámica al mínimo y mantener la estabilidad suficiente para mantenerse firme a estas velocidades estratosféricas, no hay alerón trasero de tabla de planchar ni tampoco delantero. Sin embargo, si lo tuyo es la carga aerodinámica, Hennessey te venderá ambos para que los atornille como parte de un paquete especial para circuitos. 

¿Personalmente? Lo mantendría limpio, como estaba previsto. En la parte posterior del Hennessey Venom F5 puedes presumir de difusor y de los escapes de acero inoxidable cuádruples rodeados por un panel rociado con un revestimiento de cerámica resistente al calor, el mismo material que se usa para revestir el interior de las pistolas. Apúntate esa…

El interior del Hennessey Venom F5 es para pilotos, no conductores...

Abre las puertas de mariposa, cuélate en el interior y descubrirás un interior muy bien pensado: el volante está achatado y los gráficos del panel de instrumentación demuestran que "a 500 km/h eres menos conductor, más piloto”. 

Perder la parte superior del volante significa una vista perfecta del horizonte al que te diriges catapultado… Los asientos son de carbono esquelético, con capas de cuero acolchado para que los viajes por carretera sean factibles. Puedes meter sus pantalones y cepillos de dientes detrás de los asientos, en la guantera en el espacio para los pies del pasajero o en uno de los muchos cubículos tallados en el carbono, umbrales y columna central.

Hay un chasquido inmensamente satisfactorio en las levas, una pantalla central para todas tus necesidades de Apple CarPlay/Android Auto, un dial físico para el aire acondicionado y un puñado de interruptores en la consola central, el resto (faros, limpiaparabrisas, arranque del motor, modos de conducción) están todos abarrotados en el volante frente a tu cara.

Hennessey Venom F5

Tres de los cinco modos de conducción del Hennessey Venom F5 -Wet, Sport y Track- hacen lo que esperas, aumentando/aflojando gradualmente el ESC, el ABS y la entrega de potencia… El modo Drag trabaja para domar la potencia y obtener la mejor salida en pista pero también utiliza el sistema de elevación de la nariz hidráulica para inclinar el peso hacia atrás y mejorar la tracción en la parte trasera.

El F5 Vmax será el único modo en el que se desatarán los 1.800 CV al completo... pero para desbloquearlo tendrás que pasar por un día de entrenamiento de conductores con Hennessey. "Sería irresponsable simplemente lanzarles las llaves a los propietarios", dice John, sonriendo.

Costará 1,9 millones de libras esterlinas (en torno a 2,1 millones de euros al cambio actual), solo se construirán 24 a partir del próximo año y -basándome en el arranque y el ralentí del motor en el estudio que hizo que me zumbaran los tímpanos y que los ojos lloraran incontrolablemente-, sonará como el interior de una avalancha.

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches