Pasar al contenido principal

Los Porsche que quizás no sabías que existían

Porsche no solo ha creado el 911 o el Boxster, la historia de los alemanes está repleta de coches de lo más curiosos y especiales. Aquí tienes algunos ejemplos.

En esta noticia te traemos unos Porsche que quizás no sabías que existían. Algo parecido a los BMW M3 más raros de la historia que no se llegaron a fabricar. Como te decía antes, la marca alemana va más allá de los modelos más conocidos por todos y aquí tienes estos ejemplos.

Porsche 928 GTS (1993)

Porsche 928 GTS (1993)

Con este modelo, Porsche quería sustituir el 911 y menos mal que se equivocaron. En primer lugar, porque pudimos seguir disfrutando del 911 y en segundo, porque el 928 se convertiría en uno de los mejores GT que puedes comprar hoy en día.

Montaba el motor V8 más grande jamás ofrecido por un coupé de Porsche. Un 5,4 litros y 345 CV.

Porsche 924 Carrera GT (1981)

Porsche 924 Carrera GT (1981)

Un coche con motor delantero, con 2,0 litros y 210 CV. Este 924 Carrera GT era el deportivo que siempre debió haber sido el 924.

Porsche 356 'Pre-A' Speedster 1600 (1955)

Porsche 356 'Pre-A' Speedster 1600 (1955)

Como diría un famoso jugador de fútbol, con este coche empezó todo. Rompió el mercado americano, gracias a su atractivo precio, su diseño deportivo  y su resultón motor de 75 CV. De los primeros coche, que podían usarse en circuito los fines de semana, e ir a trabajar a diario.

Porsche 996 GT3 Clubsport (2000)

Porsche 996 GT3 Clubsport (2000)

Un coche hecho para la competición, con 360 CV, más ligero que la versión estándar y frenos más grandes entre otras cosas. ¿Por qué no se fabricaron más unidades?

Porsche 930 Turbo ‘Flat Nose’ or 'Slant nose' (1986)

Porsche 930 Turbo ‘Flat Nose’ o 'Slant nose' (1986)

Uno de los 911 más bestias y agresivos fabricados jamás. A la dificultad de su conducción, se une que era extremadamente caro.

Porsche 996 Turbo S Cabriolet (2005)

Porsche 996 Turbo S Cabriolet (2005)

Existen pocas cosas mejores despeinarse que un descapotable y si hablamos de este coche, más aún. 450 CV y una velocidad máxima de 305 km/h producían el suficiente viento para lograr que tu melena y tu corazón, se volvieran salvajes en segundos.

Porsche 959 S (1988)

Porsche 959 S (1988)

En su día, fue el coche de producción más rápido del planeta, con 317 km/h. ¿Por qué corría tanto? Pues porque se diseñó para competir en los rallyes del Grupo B, pero acabó en versión de carretera. Hacía el 0 a 100 en 3,7 segundos y eso es muy rápido incluso hoy en día, casi 30 años después.

Tenía un sistema de tracción a las cuatro ruedas y un motor de 2,85 litros que daba 444 CV de potencia. En concreto, de este Porsche 959 S solo se fabricaron 29 unidades, con un motor específico de 515 CV.

Porsche 964 Turbo S 3,6 (1994)

964 Turbo S 3,6 (1994)

Un coche bonito, lo mires por donde lo mires. Es uno de los 911 más raro que puedas comprar. Solo se construyeron 1.500 unidades entre 1993 y 1994. Con ese número de coches fabricados pensarás que no es tan raro, pero este que tienes en la foto llevaba el paquete ‘X88’, con entre otras cosas, un mejor turbo y mejores levas y culatas, que tenía 385 CV. Solo se hicieron 17 y eso sí que ya es un número muy limitado.

Porsche 996 GT2 Clubsport (2004)

Porsche 996 GT2 Clubsport (2004)

Este es el 996 más rápido jamás construido. Llevaba un motor de 3,6 litros con 483 CV de potencia, tracción trasera y cambio manual de seis velocidades. Pesaba 100 kilos menos que el 911 ‘convencional’ de la época.

Porsche 996 GT3 RS (2004)

Porsche 996 GT3 RS (2004)

Como este coche quería conseguir la homologación oficial de carreras, llevaba jaula antivuelco, neumáticos más anchos y un alerón trasero más grande que el GT3 normal. En total, 50 kilos menos de peso, llegando a los 1.360 kilos. Llevaba un motor de 375 CV de potencia que llegaba a los 307 km/h.

Porsche 912 E (1976)

Porsche 912 E (1976)

Hasta hace poco, el 912 E era un coche poco interesante, al menos para los coleccionistas. Es decir, es una buena oportunidad para conseguir este clásico de mediados de los 70 a buen precio.

Es cierto que solo tiene un motor de 90 CV, pero gracias a su reducido peso y a la aerodinámica, llegaba a los 185 km/h de forma holgada.

Porsche 991 Carrera S Martini Racing Edition (2014)

Porsche 991 Carrera S Martini Racing Edition (2014)

Pocas carrocerías llaman más la atención en un coche que la clásica de Martini. Solo se fabricaron 40 en color negro y otros tantos en color blanco como el que ves en la foto. Desde luego, no faltaría en mi garaje de coleccionista adinerado.

Porsche 914/6 (1970)

Porsche 914/6 (1970)

Diseño de Porsche, motor Volkswagen. El propulsor en cuestión estaba refrigerado por aire, tenía un cambio manual de cinco velocidades y frenos de disco en las cuatro ruedas. Ah! y una insignia de Porsche en el capó. Se fabricaron 3.300 unidades, por lo que es fácilmente coleccionable, por un precio no muy alto.

Arriba tienes la galería con todas las imágenes de los Porsche que quizás no sabías que existían.

 

Lecturas recomendadas