Probamos un Porsche 911 GT1 en Goodwood: un sueño hecho realidad

Porsche 911 GT1 y Goodwood Festival of Speed en la misma frase sólo pueden servir para que nazca una bonita historia. Aquí te la contamos.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

No te pierdas: Todas las novedades del Goodwood Festival of Speed 2016

Conducir un Porsche 911 GT1 no es una oportunidad que aparezca todos los días. De hecho, aparece muy pocos. Casi ninguno. En Top Gear hemos tenido la ocasión de probar uno en el increíble Goodwood Festival of Speed de 2016, y la experiencia ha resultado de lo más interesante. 

Con más de 600 CV entregados por un motor de 3,2 litros y seis cilindros, el Porsche 911 GT1 es de todo menos un coche asequible a las manos de cualquiera. Se trata de un vehículo de competición pura que nació a finales de la década de los 90, y que tuvo su estreno en las 24 Horas de Le Mans de 1996, donde dos años después el modelo sucesor -911 GT1 Evo, que es el protagonista de nuestra historia- lograría una velocidad punta de 330 km/h en la recta de Mulsanne. 

No te pierdas: A subasta el único Porsche 911 GT1 que puede rodar por la calle

Aunque también existieron unidades de producción del Porsche 911 GT1 para poder homologar el vehículo de competición, es muy difícil encontrar una a la venta en estos momentos, al ser una auténtica pieza de coleccionista. El pasado mes de mayo se pudo pujar por la única conocida que además está homologada para circular por la calle, que según Sotheby´s cotizaría cerca de los tres millones de euros -sí, tres millones-. 

Antes de que leas nuestra historia a bordo del Porsche 911 GT1, te dejamos un vídeo para que lo veas en acción en Goodwood en el año 2014, cuando el piloto australiano Mark Webber tuvo oportunidad de conducir esta belleza: 

 

Lecturas recomendadas