Una quedada de Koenigsegg termina con un escandaloso desfile de superdeportivos

Dios los cría y ellos se juntan. Eso es lo que debieron pensar los afortunados propietarios del superdeportivo sueco que participaron en la primera quedada de Koenigsegg.

En esta noticia de la quedada de Koenigsegg, puedes ver las mejores fotos y el vídeo que resume la primera reunión de propietarios de la pequeña marca de deportivos sueca. Pocas veces se pueden ver tantos juntos. En concreto, los que aquí ves representan el 10% de las ventas de la compañía.

La quedada de Koenigsegg duró varios días. Empezó en Copenhague (Dinamarca) y recorrió las mejores y pintorescas carreteras del país hasta llegar a la fábrica en Angelholm (Suecia). Incluso tuvieron tiempo de disfrutar también de sus coches en circuito, para sacar el máximo a los superdeportivos.

La marca espera repetir el evento de forma anual debido al éxito obtenido en el primer Koenigsegg Owners Tour. Si bien el viaje fue un lujo para los propietarios de Koenigsegg, los escandinavos disfrutaron también de los coches, puesto que se exhibieron en varias ocasiones durante el recorrido. La caravana por ejemplo se detuvo en el magnífico castillo de Kokkedal en Dinamarca, para que todos pudieran hacer fotos.

Koenigsegg es una marca tan exclusiva que hacen un coche al mes, con lo que sus propietarios saben que llevan en las manos un volante que está al alcance de pocos. Ver dos coches juntos es algo raro, así que imagínate lo que supone ver a todos estos juntos.

Prácticamente toda la gama se pudo ver en esta espectacular quedada: Koenigsegg CC8, Koenigsegg CCX, Koenigsegg Agera, Koenigsegg Agera R y el Koenigsegg Regera. En total, miles de CV de potencia salvaje y atronadora juntados en pocos metros. Y claro, también varios millones de euros.

Lecturas recomendadas