Pasar al contenido principal

Renault 5 Turbo: el cohete de bolsillo

Rápido, divertido y frágil, así era el Renault 5 Turbo.

Imagen de perfil de Javier Leceta

Diseñado por Marcello Gandini, un hombre que tiene a sus espaldas los mejores Lamborghini clásicos y el poderoso Lancia Stratos, el Renault 5 Turbo sigue estando en la memoria de todos los amantes de las cuatro ruedas.

De hecho, el 5 Turbo debe en parte su origen a Lancia, ya que el éxito del Stratos hizo que los jefazos de Renault quisieran una versión radical del Renault 5 y le pidieran a Bertone que creara un matagigantes.

Y eso es exactamente lo que ocurrió: el coche con tracción delantera renació como un misil con propulsión y motor central trasero. Un valioso peso pluma diseñado para ganar etapas de rally como hizo antes el Alpine A110 hasta que Lancia estropeó la fiesta.

En concreto, el Renault 5 Turbo que puedes ver en estas imágenes está poco trallado, ya que solo tiene 27.000 km. Además de sus frenos de disco en las cuatro ruedas, la suspensión totalmente independiente y la caja de cambios de cinco velocidades (inaudita en coches como este de aquella época), este particular 5 Turbo también se beneficia de una actualización de fábrica.

El resultado de esta mejora es un aumento de 158 a 185 CV, una potencia muy bestia para un  motor cuatro cilindros de los 80. Las versiones de carreras del mismo bloque llegaron hasta los 380 CV. Pero, al menos que seas Jean Ragnotti, 185 CV son más que suficientes para que algún que otro deslizamiento con este coche de 970 kilos se te vaya de las manos.

Este Renault 5 Turbo será ofrecido por Bonhams en la próxima subasta de Scottsdale. Cuenta con las ruedas originales de la época y con algunas mejoras sutiles en la suspensión, los neumáticos y el silenciador. No obstante los componentes originales también forman parte del pack, por si quieres devolverlo a su estado original.

La pena es su precio, entre 80.000 y 115.000 euros. Un capricho demasiado caro para la mayoría de mortales.

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear