Pasar al contenido principal

2035, fecha límite para los coches diésel

clasico sedan lujo alemania fiabilidad robusto

2035 es, según la Comisión Europea, la fecha límite para los vehículos con esta motorización 

Según nuestros compañeros de AUTOBILD.es,  el Ejecutivo tiene planeado acabar con los coches de gasóleo. Y la gran pregunta a la que todo el mundo quiere obtener una respuesta es: ¿Cuándo llegará el fin del diésel?

La Comisión Europea propuso a mediados del mes de julio un endurecimiento de los objetivos climáticos, con la lupa centrada sobre todo en el transporte. La medida estrella fue la prohibición de la venta de coches y furgonetas que emitan dióxido de carbono a partir de 2035.

Esta medida afecta a muchos combustibles, pero sobre todo al diésel. Se tiene previsto que para el año 2030 solo el 45% de los coches que se vendan puedan emitir CO2.

En la actualidad, aproximadamente el 30 % de las emisiones de efecto invernadero de España proceden del transporte, y por esta razón se está haciendo tanto hincapié en reducir la cantidad de motores diésel en nuestro país.

¿Qué vehículos se podrán comprar a partir del 2035?

En caso de que la propuesta saliese adelante, los coches y furgonetas que se vendan nuevos en la Unión Europea deberán ser vehículos de cero emisiones a partir de 2035. Por lo que solamente podrán comercializarse los vehículos que sean 100% eléctricos (de batería) y los eléctricos de pila de combustible (con depósito de hidrógeno).

La Comisión Europea calcula que nueve de cada 10 coches vendidos en el año 2035, serán totalmente eléctricos y el 10% restante serán vehículos de hidrógeno. No se podrán comercializar ni vehículos diésel, ni gasolina, ni híbridos. Esto incluye a los híbridos enchufables y no enchufables.

¿Se podrán conducir coches diésel? ¿Y comprarlos usados?

Sí, pero con restricciones. La Ley de Cambio Climático de España establece que, antes del 2023, todos los municipios de más de 50.000 habitantes deberán establecer zonas de bajas emisiones. Estas áreas deben prohibir la circulación de los coches de combustión con el fin de mejorar la calidad del aire.

Igualmente, desde Bruselas tienen como meta reducir las emisiones del transporte por carretera en un 90% de aquí a 30 años, por esta razón necesitan sacar los vehículos de combustión del parque móvil.

La normativa planteada por el ejecutivo comunitario no afecta al mercado de segunda mano, pero aquellos que compren este tipo de vehículos tendrán que tener en cuenta las limitaciones que tendrán en las ciudades de más de 50.000 habitantes a partir del año 2023.

Etiquetas:

Diésel

Y además

Buscador de coches