Pasar al contenido principal

Alfa Romeo SZ y otras tres joyas diseñadas por Zagato

Alfa Romeo SZ Zagato
Alfa Romeo SZ Zagato.

El famoso diseñador italiano brilló con estos vehículos

Carrozzeria Zagato. Quizá la marca diseñadora de coches más osada en la historia de la automoción, quizá la más aventurera. Ugo Zagato abrió su propia empresa de carrocerías en Milán en 1919 y se especializó en la construcción con metal ligero, utilizando gran parte de las técnicas que habían aprendido durante el trabajo en la industria aeronáutica.

A partir de entonces, la compañía creció rápidamente igual que su reputación para la creación de coches ligeros, deportivos y de competición. Hoy te presentamos uno de sus muchos modelos de calle que no dejó indiferente a nadie, el Alfa Romeo SZ. Junto a él repasaremos otras joyas diseñadas por Zagato como el Aston Martin DB7, el Lancia Hyena Zagato o el BMW Zagato Coupé.

Alfa Romeo SZ

En el Salón de Ginebra de 1989, Alfa Romeo presentó una de sus creaciones más impresionantes en colaboración con este estudio de diseño. Era el Alfa Romeo SZ, creado inicialmente como Project ES-30 (Experimental Sportscar 3.0-liter).

La idea, desarrollada entre los estudios de diseño de Fiat, Alfa Romeo y Zagato, se basaba en el inmenso atractivo de un deportivo de altas prestaciones y tracción trasera, lujoso y con un diseño adelantado a su tiempo. Para ello, su creación tomó como base el Alfa Romeo 75, que en sus versiones más potentes equipaba un motor V6 de 3 litros y casi 200 CV.

En el caso del SZ la potencia aumentó hasta los 210 CV, y además, gracias a la participación en el proyecto de ingenieros venidos directamente de Alfa Corse, al modelo se le incorporó una suspensión de primer nivel y frenos y llantas más grandes que lo convencional.

La carrocería estaba formada por paneles en fibra de vidrio reforzada para reducir el peso, aunque la gran atracción del coche eran sus formas, en una perfecta combinación entre las bellas y estilizadas formas italianas y las arriesgadas líneas rectas tanto en la zaga como el frontal, así como en el alerón trasero en fibra de carbono y unas ópticas sorprendentes y nada convencionales.

La increíble historia del Alfa Romeo SZ, ‘il mostro’

En el interior del coche tenía unos asientos deportivos de cuero innovadores y un volante espectacular, ideal para dominar un coche con una corta distancia de ejes, una perfecta curva de par y una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Tenía un coste de unos 10 millones de pesetas, lo que provocó que durante un corto periodo de comercialización apenas se fabricaron 1.000 unidades, todas ellas en color rojo con el techo negro a excepción de un único vehículo, el de Andrea Zagato, que fue pintado negro con el interior rojo.

Aston Martin DB7

Aston Martin DB7 Zagato

El Aston Martin DB7 Zagato se presentó al mundo en el salón de París de 2002. Aston Martin contaba fabricar unos 75 ejemplares, finalmente se tomó la decisión de limitar la producción a 99 unidades con el fin de garantizar la exclusividad del coche, dejando a muchísimos coleccionistas sin su DB7 Zagato.

Para la realización de esta serie limitada del DB7 se partió del chasis de un DB7 Vantage Volante con batalla recortada y mecánica de DB7 GT. Con respecto al chasis de base, el del Zagato es bastante más corto, destacando una batalla 60 mm más corta, un voladizo anterior 24 mm más corto y una zaga recortada en 127 mm. Las plazas traseras del DB7 desaparecieron en la variante Zagato.

Los rasgos típicos de las dos marcas se encontraron de forma armoniosa, como se puede apreciar en el techo con doble abombado de Zagato o la calandra Aston Martin perfectamente integrada. Con dos únicos pilotos, la zaga es totalmente inédita en un vehículo de la marca británica.

El diseño fue principalmente la obra de Carrozzería Zagato (diseño de Norihiko Harada), pero éste recibió algunas “instrucciones” por parte de Henrik Fisker, entonces jefe de diseño de Aston Martin, con el fin de integrar el coche en la gama del fabricante inglés. 

Para los amantes de este vehículo debemos agregar que existe un DB7 Zagato considerado como el número 100. Se trata de una unidad de preserie que la marca conserva como parte de su colección histórica.

Lancia Hyena Zagato

Lancia Hyena Zagato

Uno de los diseños más exitosos de Zagato es, sin duda, el Lancia Hyena. ¿Por qué? Porque la base de esta criatura es ni más ni menos que un Delta HF Integrale Evoluzione II, uno de los nombres más importantes que han pasado por el Campeonato Mundial de Rally (WRC).

El Lancia Delta HF Integrale es un coche ganador. Entre 1987 y 1995 logró seis títulos de constructores y 46 victorias. Pero el coleccionista holandés Paul V.J. Koot decidió ir más allá con la plataforma del campeón de rallys italiano. Fue entonces cuando contactó con Zagato para acabar con el distintivo techo de doble burbuja del carrocero transalpino.

Diseñado en 1990 por Marco Pedracini, la carrocería de aluminio del Lancia Hyena era fabricada a mano en las instalaciones de Milán de Zagato, consiguiendo por el camino ahorrar 120 kilos frente a la de su donante. 

Dispuso de un motor 2.0 litros turbo con 250 CV y más de 300 Nm asociados a una transmisión manual de cinco velocidades y un eficaz sistema de tracción total para mover 1.220 kilos, hacían al Hyena en 1992 un arma muy respetable en forma coupé.

El coche tenía un diseño y unas prestaciones muy atractivas, por lo que Koot solicitó a Fiat que lo pusiera en producción. La marca italiana se negó a producir este modelo y todavía se desconocen las razones de esa negativa. 

A pesar de toparse con la puerta en las narices de Fiat, la idea no se esfumó. Koot consiguió unos pocos Delta HF Integrale, que luego fueron enviados a Zagato para ser reconvertidos. El coleccionista holandés planeaba fabricar 75 ejemplares del Hyena, pero al final solo 24 fueron terminadas debido a su elevado precio de construcción.

BMW Zagato Coupé

BMW Zagato Coupé

Ya más próximo a nosotros en cuanto a tiempo, Zagato sorprendió en el Concurso de Elegancia de Villa D’Este 2012. Allí sacó a la luz el BMW Zagato Coupé: una depurada evolución del Z4 Coupé, sobre su misma plataforma. Fue un modelo experimental.

De este deportivo podíamos destacar las zagas musculosas o el techo de doble burbuja. El sucesor de los míticos Z3 adquirió un aspecto menos liviano y seductor debido a la intervención de Chris Bangle. Este polémico diseñador fue el autor de modelos como el FIAT Bravo o los BMW Serie 5 E60 y BMW Serie 1 E81.

Destacan, además, las llantas de cinco radios y diecinueve pulgadas con indudable estilo clásico. Aunque lo que realmente se cuidó de una forma minuciosa fue la pintura con hasta ocho capas de trabajo para crear diferentes efectos según cómo incida la luz en la carrocería. 

De esta forma, el Rosso Vivace presenta un gradiente de tonos que van desde el rojo más brillante hasta matices muy oscuros cercanos al negro en ciertos pliegues. 

Otro de los atractivos visuales de este BMW Zagato Coupe, el cual esconde bajo el capó una mecánica acorde a las formas musculosas de la carrocería. Monta un seis cilindros en línea equipado con turbocompresor capaz de entregar hasta 340 CV de potencia. 

Por todo ello, el BMW Zagato Coupé asegura la experiencia de conducción deportiva típica de la marca, aunque envuelta en el traje de una pieza única. Su exclusividad va en aumento si tenemos en cuenta que nunca antes Zagato y BMW habían colaborado de forma oficial para la creación de un modelo.

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches