Pasar al contenido principal

Aquí tienes algunos trucos para enfriar el coche en verano

Coche calor aire acondicionado

Cualquier ayuda se agradece para acabar con el calor.

Por fin ha llegado el verano y con él el calor, algo que llevamos tiempo deseando, pero que a los pocos días ya nos tiene agobiados y hartos, sobre todo si nos toca coger el coche tras haber estado expuesto al sol unas buenas horas. Pero que no cunda el pánico, aquí os traemos algunos trucos secretos para enfriar el coche en verano.

Deja el coche a la sombra

Es obvio, tan de Perogrullo que da hasta ‘cosa’ decirlo, pero nunca se sabe. Esto es algo básico, cuando aparques, si sabes cuando vas a coger el coche (ya sea un rato después o al día siguiente) intenta buscar un sitio en el que, siguiendo la trayectoria del sol, el coche vaya estar a la sombra el periodo previo a cuando vayas a ponerte a conducirlo. Lógicamente si hace mucho calor estará caliente, pero si evita el contacto directo con la luz la temperatura interior será unos preciados grados menor.

Usa los parasoles

Otra medida que cae por su propio pero, pero que hay que incluir en la lista por si a alguien no se le había ocurrido. Un parasol es un gran aliado en la época veraniega. Colócalo bien sobre el salpicadero y taponarás una de las entradas de luz y calor más grandes del habitáculo. No solo eso, además conseguirás que el volante no abrase cuando tengas que ponerte a conducir.

Cristales tintados

El principio que siguen es el mismo de los parasoles: bloquean la entrada de luz en el habitáculo, así que el aire en el interior de este se calienta menos y se consiguen unas temperaturas ligeramente más agradables.

Baja las ventanillas

Nada más montarte, baja las ventanillas. El problema que hay es la alta temperatura del aire acumulado en el interior del coche, así que el objetivo es sacarlo de ahí lo más rápido posible. Bajando las ventanillas y poniéndote en movimiento, se genera un flujo de aire que lo sacará del habitáculo, haciendo que la temperatura baje de manera paulatina. Para agilizar el proceso, puedes activar el aire acondicionado de manera simultánea, que tardará un poco en enfriar a plena potencia, pero aumentará el movimiento de aire al menos.

El mítico truco japonés

Podemos decir que no es un truco secreto para enfriar el coche en verano propiamente dicho, pues se ha repetido hasta la saciedad en todas partes, pero es uno de los más útiles. Se basa básicamente en lo comentado en el punto anterior, pero en una versión más impaciente. Para hacer que el aire caliente interior salga lo más rápido posible, hay que bajar una de las ventanillas, ya sea la del piloto o la del copiloto. Acto seguido, se abre y cierra en repetidas ocasiones la puerta opuesta, forzando una corriente de aire que expulsa el calor. Para quienes duden del resultado, aquí podéis ver un ejemplo:

 

Buscador de coches

Etiquetas:

Práctico Motor

Y además