Así explota un motor si te pasas preparándolo

¡Kaboom!

Imagen de perfil de Álex Morán
Motor explotado

En España nos quejamos porque la legislación es muy estricta en lo que atañe a preparar un coches. Homologaciones, ITV y demás ponen más que difícil modificar aspectos de nuestro vehículo, por nimios que sean. Nos sigue pareciendo mal, pero digamos que a la vez sirven para evitar desastres de grandes proporciones. Pongamos por ejemplo el siguiente caso: quieres hacer un motor “gordo”, lo metes a probar y en medio del test explota (literalmente) por los aires. Bendita mecánica.

VÍDEO: 13 deportivos que cambiarán tu vida

Los creadores de esta bomba son Firepunk Diesel y D&J Precision Machine, ambos afincados en Ohio, Estados Unidos. Es de suponer que el objetivo era hacer un motor lo más potente posible, motivo por el que a un bloque diesel Cummings le implantaron tres turbos. Una vez instalados tocó ponerlo a prueba, algo que por suerte se llevó a cabo en un banco de potencia una sala completamente vacía.

Según parece el propulsor estaba completamente normal, pero al ir exigiéndole más y cuando ya estaba entregando algo más de 2.000 CV de potencia simplemente saltó por los aires. No decimos que hubiera una pequeña explosión, que se rompiera la culata o un pistón saliera despedido: todo el motor salta por los aires. Queda completamente destrozado y totalmente inservible; duele pensar la cantidad de trabajo y dinero invertido que se va por la borda en ese preciso instante. (La "acción" empieza aproximadamente en el 3:10).

Fuente: Road&Track

 

Lecturas recomendadas