Pasar al contenido principal

Cuidado con el bulo de la ventanilla y el perro o tendrás problemas...

Utiliza el sentido común.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Perro coche

Te pasas el día recibiendo mensajes tontos en las redes sociales pero de repente, uno te llama la atención como buen amante de los animales: “si este verano ves a un perro encerrado en un coche, puedes romper el cristal para salvarlo sin tener problemas legales”. ¡No piques! Es el bulo de la ventanilla y el perro…

¡Cómo mola Otto! El perro piloto que ama la velocidad sobre cuatro ruedas

El mensaje ha corrido como la pólvora a través de Facebook y Twitter (y probablemente hasta lo hayas recibido por Whatsapp) y muchos son los que esperan su momento para convertirse en héroes y salvar a un animalito del ‘infierno’.

Sin embargo, la Policía Nacional no ha tardado en salir a desmentir esto y decir que no es más que otro de esos bulos que circulan por Internet… Es cierto que no está permitido dejar a un animal encerrado dentro de un coche en los meses de calor, pero si ves a un perro en esta situación, debes llamar a los servicios de emergencia.

“Confía en fuentes oficiales y usa el sentido común. Si ves a un animal encerrado y en situación de peligro llama al 091”, informa la Policía a través de su cuenta oficial de Twitter. Además, debes saber que si rompes la ventanilla de un coche que no es tuyo tendrás que pagarla.

“Según el coste de los daños, el juez valoraría si es delito leve o grave, no hay una multa determinada”, explican. Por supuesto, las autoridades valorarían en ese caso si en verdad el animal estaba en peligro y si es así, el propietario podría ser denunciado por maltrato animal (tampoco es necesario tener un coche para perros, pero quien decide tenr un animal debe comportarse como un ser humano y no como un salvaje).

Las penas en caso son duras: entre tres meses y un año de cárcel o hasta 18 meses de prisión si el animal fallece. Así que ya sabes, si te encuentras con esta situación mantén la calma, coge tu teléfono y avisa. ¡Actúa bien y tanto el chucho como tú saldréis ganando!  

Por cierto, no te pierdas el vídeo del perro que volvió a nacer en un rally... ¡Por los pelos!

Lecturas recomendadas