Pasar al contenido principal

Estos son los 3 mejores coches para hacer punta tacón

Hyundai i30N Project C
Es como si ya escuchara los petardeos.

¿Qué es el punta tacón y cómo se hace? Esta técnica de conducción deportiva es una de las más famosas y no resulta del todo sencilla de utilizar, aunque con un poco de práctica todo se puede conseguir. Si eres un apasionado de esto, seguro que recuerdas un vídeo en el que se ve al gran Ayrton Senna en el circuito de Suzuka a principios de los '90 dando una lección sobre esto... ¡vestido de calle, con mocasines y calcetines blancos a lomos de un NSX! Sin comentarios. La cuestión es que si quieres aprender a hacerlo, hay coches en los que disfrutarás mucho. Así que ahí voy: estos son los tres mejores coches para hacer el punta tacón.

Abarth 595 Competizione

Abarth 595 2018

El Abarth 595 Competizione es uno de esos juguetes que deberían estar catalogados como 'solo para mayores'. Y experimentados. ¡Vaya bomba! Debajo de su simpática pero a la vez agresiva estética se esconde una bestia con un propulsor de 1.4 litros y 180 CV en tan solo 1.145 kg de peso. Empuja que da gusto gracias a su sobrealimentación, y va ligado a un cambio manual de cinco relaciones que es una delicia. Si lo escuchas, lo próximo que harás será ir a comprarte uno. Tiene los pedales de freno y acelerador muy cerca, lo que le convierte en el candidato ideal para que cualquiera que quiera iniciarse en esta técnica la haga sin reparos. Consigue una conexión especial entre conductor y máquina.

Hyundai i30N

Precio del Hyundai i30N

No importa la versión que escojas: el Hyundai i30 en su variante deportiva N te encantará para hacer el punta tacón. ¿Por qué? Pues por el simple hecho de sonar como los ángeles. O como el demonio. Muy bien, en cualquier caso. Cuando estás realizando la maniobra y pegas un pequeño golpe de acelerador los petardeos se escucharán a varios kilómetros de distancia; algo orgásmico. Además, tampoco te vas a quedar falto de potencia ni de sensaciones. Este coche, ligado al motor de 275 CV, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, y encima es perfecto como daily car porque espacio y maletero tiene, y tampoco es exageradamente incómodo.

Subaru BRZ

Subaru BRZ Special Edition

Y por último, no podía faltar un trasera. El Subaru BRZ es el elegido por varias razones. La primera, y más importante, es que los pedales del acelerador y el freno están en una posición muy cercana, por lo que hacer el punta tacón es pan comido. La segunda es que, a pesar de sus 200 CV, no se trata de un caballo desbocado y es un vehículo muy sencillo de dominar gracias a su motor atmosférico. Es decir, que al no haber turbo no te da una patada incontrolable en la espalda. Y la tercera, y no menos clave, es que te lo pasarás como los indios conduciéndolo. Un coche para disfrutar y sacarte la sonrisa diaria.

Buscador de coches

Y además