Los coches de Harrison Ford: ¡feliz cumpleaños!

Hoy, 13 de julio, uno de los actores más ricos y famosos de Hollywood, cumple 75 años. Desde Top Gear queremos echar un vistazo indiscreto a su garaje para ver qué esconde en él.

Los coches de Harrison Ford no son nada del otro mundo, entiéndeme: puedo decir eso teniendo en cuenta que el actor revelación en Star Wars cuenta con un patrimonio de unos 210 millones de dólares. En su vida privada, Harrison Ford alardea de poco y me ha costado bastante encontrar alguno de los coches que tiene o ha tenido en su poder, pero ya te adelanto que no esperéis grandes superdeportivos llamativos.

Harrison Ford es un tipo bastante discreto, que no duda en viajar en bicicleta si el tiempo y el trayecto lo permite. Y es que las dos ruedas le gustan bastante, posiblemente más que las cuatro: cuenta con unas 11 motos, según afirma en alguna declaración en el pasado, especialmente de la marca BMW: más de una vez se le ha visto por las carreteras de alrededor de Los Ángeles en una BMW R1200 GS.

No te lo pierdas: Estos son los coches de Ringo Starr

En cuanto a coches, Harrison Ford comenzó a conducir en un Volkswagen Beatle de 1964, con el cual sufrió uno de los peores accidentes de su vida: incluso le llegó a desfigurar parte de su cara y la dentadura. Parece que a Harrison Ford le gustan los coches clásicos ya que en su garaje encontramos dos ingleses descapotables de un estilo muy similar: un precioso Jaguar XK140 de 1955 valorado en 150.000 dólares y un Austin Healey 3000 del 66. 

Parece ser que no es raro verle en Hollywood a los mandos de alguno de estos clásicos descapotables, perfectos para disfrutarlos en el buen clima Californiano. Otro descapotable que utiliza (o utilizaba) bastante es un Mercedes SL con varios años encima, aunque para Mercedes curioso, el Clase E familiar que utiliza bastante para sus escapadas de fin de semana, bicicleta en el techo incluida.

Te interesa: Bud Spencer ha muerto: una vida llena de guantazos

Aunque creo que se podría decir que el coche de diario de Harrison Ford a día de hoy es, cómo no puede ser de otra manera para alguien comprometido con el medio ambiente en Hollywood, sí: un Tesla Model S. Bueno, es mucha mejor opción que un Toyota Prius, pero no me cabe duda que con 210 millones de euros en el banco, algún que otro juguete más tendría: parece que el bueno de Harrison prefiere gastarse su fortuna en la espectacular colección de aviones que posee.

Lecturas recomendadas