Nissan Lancer Evo XI o Mitsubishi GT-R: ¿es posible?

Nissan Motor adquirirá el 34% de las participaciones de Mitsubishi Motors, según han confirmado ambas compañías en un comunicado. Un Nissan Lancer Evo XI o un Mitsubishi GT-R pronto podrían dejar de ser una idea descabellada... O sí.

Mitsubishi GT-R

La marca Nissan se convertirá pronto en un accionista mayoritario de la también japonesa Mitsubishi Motors Corporation (MMC). Según han anunciado las dos compañías, Nissan Motor se hará con el 34% de las participaciones de Mitsubishi Motors, convirtiéndose así en el principal accionista por delante de Mitsubishi Heavy Industries (que actualmente cuenta con el 20% de los títulos).

El acuerdo entre Nissan y Mitsubishi, que supondrá un desembolso de 237.000 millones de yenes (unos 1.900 millones de euros) por parte de la primera, permitirá que MMC fortalezca sus finanzas en un momento algo crítico. Hay que recordar que Mitsubishi reconoció el pasado mes de abril que falseó el consumo de más de 600.000 minivehículos con motores inferiores a 660 cc vendidos en Japón, y que estas prácticas se extendieron a otros modelos. Actualmente, el grupo japonés desconoce el importe de las indemnizaciones que deberá abonar a los conductores afectados por esta irregularidad. Asimismo, existe la posibilidad de el Gobierno nipón también exija algún tipo de compensación económica si considerara que los modelos implicados no debían haber recibido ayudas públicas.

A través de este acuerdo con el segundo mayor fabricante de Japón y cuarto del mundo -gracias a su alianza con la francesa Renault-, Mitsubishi quiere llevar a cabo varias reformas que le permitan restaurar su dañada imagen. Lo que aún se desconoce es si esta colaboración podría fructificar en el desarrollo conjunto algunos modelos. Llegados a este punto, pensar en algo así como un Nissan Lancer Evo XI o un Mitsubishi GT-R tampoco es descabellado. De momento, los dos fabricantes ya han adelantado que la alianza fomentará el desarrollo de vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

De todas formas, no es la primera vez que Nissan y Mitsubishi unen sus caminos. Ya en 2011 establecieron NMKV, una empresa de riesgo dedicada al desarrollo de minivehículos. Este acuerdo establecía que Mitsubishi produciría plataformas comunes para los modelos ek Wagon y ek Space (que Nissan vende como Dayz y Dayz Roox). Estos vehículos han protagonizado el escándalo que salió a luz en abril.

El consejero delegado de Mitsubishi, Osamu Masuko, ha señalado que "el acuerdo supone un hito fundamental para que podamos recuperar la confianza del público y para asegurar estabilidad en la gestión". Mientras, el presidente de Nissan y Renault, Carlos Ghosn, ha afirmado que la alianza resulta beneficiosa para ambas marcas y ha destacado la fortaleza de su nuevo socio en los segmentos de todoterreno y camionetas.

El anuncio de la alianza de capital ha tenido muy buena aceptación en la Bolsa de Tokio, donde la empresa de los tres rombos incrementó su valor un 16,16%.

Lecturas recomendadas