Pasar al contenido principal

La policía de Nueva York desmantela una red de furgonetas utilizadas como casas de Airbnb

La policía de Nueva York desmantela una red de furgonetas estacionadas en la calle utilizadas como casas de alquiler en Airbnb
Igual se nos va de las manos esto

Las furgonetas camperizadas y autocaravanas son muy populares a día de hoy, pero lo que no es tan normal es vivir en una furgoneta con 25 años de antigüedad en una calle de la ciudad de Nueva York. Eso justo es lo que estaba ocurriendo hasta que la policía de Nueva York ha desmantelado una red de furgonetas estacionadas en la calle utilizadas como casas de alquiler en Airbnb, según hemos podido saber a través de Motor1

La vida en autocaravana suena genial, pero vivir en una furgoneta permanentemente ya no tanto, especialmente cuando ni siquiera está registrada correctamente. En este caso, no se trata solo de una furgoneta, sino de siete, y, según los informes, todas fueron catalogadas como alquileres de Airbnb que ofrecen una auténtica experiencia de cómo vivir en una furgoneta.

La policía de Nueva York así lo ha publicado en sus redes sociales, con fotos y una breve descripción de la situación. Según una publicación de Twitter, siete "camionetas presuntamente fraudulentas y registradas ilegalmente estacionadas en varias calles de Manhattan fueron confiscadas". 

La publicación también afirma que estas furgonetas se usaban como alquileres de Airbnb, aunque lo curioso de la situación es que no está claro todavía si el uso de camionetas en las calles públicas para el alquiler de alojamiento es realmente ilegal.

Todas las furgonetas tenían placas de Nueva Jersey y, según informa The New York Post, algunas de sus licencias habían caducado hace más de 20 años. Eso sí es claramente ilegal.

Parece que las furgonetas habían estado en servicio como 'casas' de alquiler de Airbnb durante al menos un par de años. Y de acuerdo con la información publicada por CBS New York las autoridades fueron avisadas gracias a un YouTuber que recientemente pagó 97 dólares por un alquiler de una noche en una de estas furgonetas y publicó una reseña de su experiencia. 

En esta reseña, que puedes ver a continuación, Uptin, que es como se hace llamar este chico en YouTube, indica que el anfitrión de Airbnb enumeró los bares y restaurantes locales como lugares para usar el baño y, aunque la experiencia fue "acogedora", no fue algo que quisiera volver a repetir. 

Estas furgonetas no son los alojamientos nocturnos más extraños que hemos visto en esta popular  web de alquiler de apartamentos turísticos, pero los supuestos registros ilegales y las recomendaciones para usar negocios privados para ir al baño son la gota que colma el vaso...

No está claro cuántos alquileres han registrado estas siete furgonetas antes de que ser incautadas, porque ya no aparecen en Airbnb. Las autoridades todavía están investigando quiénes podrían ser el propietario o los propietarios.

 

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches