Pasar al contenido principal

¿Para qué sirven los puntitos negros del borde del parabrisas?

Seguro que te lo habías preguntado.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Nuestros amigos de jalopnik.com han dado respuesta a una pregunta que quizá te ha corroído muchas veces (o no)… ¿qué son esos puntos negros del parabrisas? Van de lado a lado y hay millones de ellos, sin que nunca nadie haya explicado su función. Hasta ahora.

La cuestión se consultó con un fabricante de cristales para coches, Pilkington, con base en Reino Unido y cuya experiencia que se remonta a 1826. Ahora son parte del consorcio japonés Nippon Sheet Glass Co., uno de los proveedores más importantes del sector.

Al parecer, esta banda de puntos negros en el borde del parabrisas se llama ‘frita’. Es una pintura cerámica y arañarla o quitarla es casi imposible. Y sirve para tres cosas, principalmente.

Tu parabrisas será un head-up display gigante con la realidad aumentada de Apple.

La primera es evitar que las radiaciones ultravioleta de los rayos solares dañen la banda sellante; ésta no sólo impide que el agua entre en el coche: también mantiene el cristal en su sitio.

Asimismo, la banda proporciona una superficie más rugosa para el adhesivo, que pega mejor, y también actúa como barrera visual, con el fin de que la gente no vea el pegote de pegamento.

La fuente consultada por jalopnik.com en Pilkington comentó que los fabricantes solían emplear juntas para mantener las ventanillas y los parabrisas a salvo de las inclemencias atmosféricas y, sobre ellas, colocaban un ribete cromado para evitar que el cristal se despegara. En los años 50 y 60, cuando las marcas empezaron a pasar de estas bandas de metal a las adhesivas, se hizo necesario proteger el pegamento y asegurar que el conjunto estaba bien pegado. Fue entonces cuando la ‘frita’ se volvió estándar en casi todos los coches.

Fotos del Lamborghini sin parabrisas

Este patrón de puntos sirve un propósito estético; simula una gradación suave que hace más pequeño el tamaño del negro sólido mientras va hacia el interior. Esto proporciona una transición visual más amable hacia la zona transparente del cristal.

Por otra parte, un ingeniero de Pittsburgh Glass Works apunta que los parabrisas se curvan en un horno y, como la banda es negra, tiende a calentarse antes que la zona transparente. Los puntos negros distribuyen mejor la temperatura.

En los vehículos modernos (todos los coches de 2017 lo llevarán, por ejemplo), este patrón también está tras el retrovisor interior: sirve para bloquear los rayos que no llegan a tapar los parasoles.

Lecturas recomendadas