La suegra de Bernie Ecclestone, liberada

La Policía libera a la suegra del mandamás de la F1.

Bernie Ecclestone

La suegra de Bernie Ecclestone (hablamos de la madre de su tercera esposa, Fabiana Flosi, 45 años menor que él) fue secuestrada hace diez días en los alrededores del Circuito de Interlagos (curiosa ironía, ¿no es cierto?). Sus captores pedían por su liberación 36,5 millones de dólares, unos 33 millones de euros, informa la BBC: se trataba del rescate más alto exigido jamás en la historia de Brasil. Dudoso honor, nos tememos.

Según Elisabete Sato, integrante de la Policía de Sao Paulo, Aparecida Schunck ha sido liberada sin que se haya realizado el pago de esta suma de dinero: una extensa operación siguió su pista hasta una granja cerca de Sao Paolo (que es casi lo mismo, pero no es igual). Cuando los efectivos entraron en la casa, rescataron a la suegra de Ecclestone y detuvieron a dos sospechosos.

La BBC asegura que el dueño de la Fórmula Uno se había ofrecido a viajar a Brasil y contratar una compañía privada de seguridad para que encontrase a los secuestradores. Sin embargo, la Policía del país sudamericano le advirtió que era mejor que permaneciera en su domicilio, en Reino Unido. Por desgracia, Ecclestone ya tiene experiencia en estos lances: en 2012, año de su boda con Flosi, Martin Peckman intentó raptar a una de sus hijas con el fin de exigir unos 300.000 euros por su liberación.

Al parecer, no es habitual que un secuestro de este tipo se resuelva de forma tan limpia en Brasil sin que haya un intercambio de dinero: lo normal es que las familias acomodadas paguen el rescate para que sus seres queridos vuelvan a casa. Bueno, es lógico; cualquiera de nosotros lo haríamos. Pero, si en este caso la Policía ha resuelto el rapto, bienvenido sea. Aparecida ya está sana y salva. Todos nos alegramos.

Fotos: Los mejores F1 de la historia

 

Lecturas recomendadas