Pasar al contenido principal

Si usas este dispositivo para la silla de auto de tus hijos, te pueden multar y obligar a retirarlo

Dispositivo no homologado para silla de auto

Se cree que en España se han vendido más de 10.000 unidades de este dispositivo

Los agentes de Tráfico de la Guardia Civil han recibido una orden importante de sus superiores: vigilar el uso de este dispositivo complementario para sillas de auto, sancionar a quienes lo utilicen y obligar a su retirada. Se trata de un mecanimos no homologado que se ha comprobado supone un peligro para los niños.

"Se ha recibido en las distintas unidades de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil un escrito impartiendo instrucciones sobre la forma de actuar de los agentes en caso de encontrarse con usuarios que estén haciendo uso de un dispositivo no homologado comercializado con la finalidad de desplazar los SRI colocados en el asiento trasero del vehículo hacia el lateral/exterior con el fin de aumentar el espacio en la plaza central del mismo", explican desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Una orden que viene del Ministerio de Industria

La orden que reciben los agentes surge tras la respuesta del Ministerio de Industria a la consulta realizada por la Unidad Normativa de la DGT acerca del uso de este tipo de dispositivos.

Nosotros hemos tenido acceso a la respuesta en la que el ministerio recuerda que los Sistemas de Retención Infantil (SRI) deben estar homologados "de conformidad con lo establecido en los Reglamentos 44 o 129" (este último es el que regula las sillas i-Size). 

Dispositivo no homologado para silla de auto

"A los efectos de garantizar la correcta instalación de los SRI en el vehículo, durante el proceso de homologación, el fabricante realiza determinados ensayos para asegurar la compatibilidad de las plazas de asiento con los SRI", prosigue la respuesta del Ministerio. Supone esto que "la introducción de elementos auxiliares como el referido en la consulta modifica las condiciones que fueron verificadas durante el proceso de homologación y puede alterar el desempeño del sistema de retención".

"En tanto dichos dispositivos no se encuentren contemplados dentro de la reglamentación de homologación, no es posible garantizar que el uso de los mismos no tiene un efecto negativo en la seguridad de los ocupantes", concluye la respuesta.

Multa de 200 euros y retirada de tres puntos del permiso de conducir

La orden recibida remitida por la Guardia Civil establece que aquellos agentes de tráfico que durante el desempeño de sus funcionamientos encuentren un vehículo equipado con este tipo de dispositivos deberán formular el correspondiente boletín de denuncia. 

La infracción supone el pago de 200 euros de multa y la detracción de tres puntos del permiso de conducir. Cuando se apruebe la reforma del Permiso por Puntos que planea la DGT, no serán tres sino cuatro los puntos a perder.

"Además de la correspondiente denuncia, los agentes, con el fin de garantizar la integridad física del menor, se asegurarán de que el conductor retira el citado dispositivo y ancla el SRI correctamente al ISOFIX del vehículo, tal y como indica el manual de instrucciones, antes de continuar la marcha", impone también la orden.

Buscador de coches

Y además