Pasar al contenido principal

Vídeo: consejos que no debes seguir para tomar una rotonda

Que haya sido a propósito es la única opción válida que se nos ocurre para explicar esto.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Te apreciamos así que aquí unos consejos que no debes seguir para tomar una rotonda... si no quieres acabar como el Mercedes-AMG GLE 63 de las imágenes. Pero aquí no te vamos a hablar de por qué carril debes circular y esas cosas (aunque nunca está de más darle un repaso a ese controvertido tema, por cierto).

No te pierdas: ¿Es esta la rotonda más salvaje del mundo?

Vamos a hablar de esa leyenda urbana que dice que los SUV pueden llegar a volcar si los provocas demasiado al tomar una curva...  Sin embargo, la mayoría de ellos tienen multitud de ayudas electrónicas y ajustes de la suspensión para que esto no ocurra, aunque siempre les puedes buscar las cosquillas. O al menos esto es lo que viene a decir este vídeo, grabado en Nantes (Francia).  

En él, vemos cómo el conductor del Mercedes vuelca y lo hace, aparentemente, sin demasiado esfuerzo... pero no te creas todo lo que ves, porque realmente, la maniobra parece un poco forzada. Para empezar, el conductor circula subido a la plataforma de la rotonda y acelerando. ¿El resultado? El SUV acaba volcando.

 

 

Nos atrevemos a decir además que lleva apagados los sistemas de control de estabilidad y de tracción quizá para intentar descolocar la trasera durante su vuelta, así que no debes temer demasiado al subirte sin querer (o queriendo) a un bordillo con tu SUV. Si les llaman 'SUVebordillos'... será por algo, ¿no?

Quizá lo peor de esta historia es que tan siquiera del hombre que conducía, sino alquilado… Llegados a este punto, déjanos darnos un consejo para tomar una rotonda: no intentes nada de lo que has visto aquí en casa (sea tuyo el coche o no)… y confía en tu todocamino. 

Todo sobre el Mercedes GLC está en nuestras fichas

Lecturas recomendadas