Vídeo: objetos de deseo irracionales como el Motoped

Aquí tienes el Motoped, una mezcla de bicicleta y moto de campo que puedes conducir sin carnet y que desde luego no te dejará indiferente.

El Motoped no es otra cosa que una especie de bicicleta a la que se le adapta un pequeño motor de moto al más puro estilo de Mad Max. La idea no es para nada nueva y te vendrá por ejemplo a la mente la Mobilette, que tan popular fue en España durante el siglo pasado y que esencialmente era una motocicleta con un pequeño motor que además podía funcionar a pedales. O incluso el primer modelo que ha presetado la renacida marca española Bultaco.

La idea tras Motoped es similar, pero con una vuelta de tuerca: una bicicleta que funciona a pedales durante la mayor parte del tiempo, pero que puede moverse también con un pequeño motor de moto. Lo importante es que la bicicleta sea lo más ligera posible y que la posibilidad de la combustión interna no entorpezca el uso a “tracción animal”.

El Motoped emplea un motor de cuatro tiempos Honda XR50 del que también se encuentran incontables copias de origen chino a precios de risa. Es un motor muy ligero de mantenimiento ridículo y más que probado: su diseño lleva cerca de 40 años a la venta. Además del pequeño motor se adosa un tanque de combustible pequeño, un subchasis trasero similar al de una moto con transmisión por cadena y un asiento de moto. Por supuesto, también se incluye una caja de cambios y controles duales que sirven para manejar el Motoped en cualquiera de sus dos modos.

Con su motor XR50, la velocidad máxima no superaría por mucho los 50 km/h. Los precios están entre los 2.000 euros de la versión básica hasta los 3.300 euros de un acabado más completo. No es un precio elevado si se tiene en cuenta que se producen de manera semiartesanal y a gusto del cliente final. Las posibilidades de personalización son muy altas: neumáticos de diferente tipo para asfalto o tierra, kits de “carrocería” o motores más potentes, de hasta 150 cc. Hay otro plus y es que si se quiere, el Motoped se puede comprar en un kit para montar por nuestra cuenta como si de un juguete de Lego se tratase.

Quizás no sea el vehículo más útil para moverte por la ciudad y te traerá más de una discusión si invades el carril bici, pero cuando llegue el apocalipsis zombie tú sobrevivirás el primero si lo tienes: gasta poco combustible y siempre correrá más que un ‘caminante’.

Lecturas recomendadas