Pasar al contenido principal

Wild One MAX: ¿alguna vez has querido conducir una maqueta?

Wild One Max Tamiya

Es hora revivir una parte de la infancia

A menudo, los coches radiocontrol suelen ser representaciones a escala de modelos de la vida real, y en ocasiones, se trata de modelos inventados. Pero ¿y si uno de ellos se convirtiese en un coche a tamaño real? Eso es lo que han planteado desde Little Car Company, una empresa que está colaborando con el famoso fabricante de maquetas Tamiya para crear un Wild One MAX a escala 8:10.

Para quien no lo conozca, el Wild One fue una maqueta radiocontrol a escala 1:10 lanzada en 1985 que regresó en 2012 por su gran popularidad. Ahora parece que ha pegado el estirón y vuelve como un buggy de 3,5 metros de largo, 1,8 metros de ancho y un peso de unos 250 kg.

Aún se deben conocer más datos, pero se sabe que montará un chasis tubular, suspensión coilover y neumáticos off-road atrás. Asimismo, tendrá propulsión trasera y montará un motor eléctrico de unos 5,58 CV que le aportará una velocidad máxima de 48 km/h. Por otra parte, sus baterías de 2kWh le proporcionarán una autonomía de 40 km, pero podrá regenerar la energía al frenar con su sistema hidráulico Brembo. Además, a la hora de conducir este coche tan peculiar podremos contar con tres modos de conducción: Eco, Novato y Carrera. Cada uno de ellos modificará el mapeado del coche. 

En cuanto al aspecto de este buggy, el exterior es realmente fiel al modelo a escala y el interior también se ha reproducido para tener una apariencia tan similar como fuera posible. Eso sí, aquí se añade un cuadro de instrumentos digital y volante de competición para poder dirigirlo. 

Puede que esto os haya sorprendido, pero este no es un coche normal y aún hay más. Según la compañía responsable, será posible montarlo en casa como si de una maqueta a escala se tratase -aunque, probablemente sin las tensiones propias del proceso de colocación de las pegatinas- y también tendrá un amplio abanico de mejoras. No se saben todos los detalles sobre esto último, pero se habla de añadir una batería más grande, un motor más potente, suspensión de alto rendimiento o arneses de cuatro puntos.

A estas opciones se le añadirán dos packs especiales. Por un lado, el paquete de asfalto, con neumáticos de carreta y guardabarros; y por el otro, el paquete para circular por carretera, que permitirá conducirlo bajo la normativa de un cuadriciclo. 

Así que ya sabéis, si os interesa, ya podéis reservaros uno. Eso sí, no os acerquéis a la juguetería más cercana, sino a la página web de la compañía. Se espera que sus precios partan de unas 6.000 libras -unos 6.900 euros- y las reservas se pueden realizar aportando un depósito reembolsable de 100 libras -unos 115 euros-. 

Etiquetas:

Coches raros Maquetas

Y además

Buscador de coches