De locos: un hombre salta sin paracaídas desde 7.620 metros

En este vídeo vas a ver cómo un paracaidista con más h**vos que el caballo de Espartero, hizo historia al ser el primero en sobrevivir a un salto sin paracaídas.

El sábado pasado aproximadamente a las 17:45 hora local, un hombre llamado Luke Aikins se metió en un avión, ascendió a 7.620 metros de altura, abrió la puerta y decidió saltar. Hasta aquí todo es más o menos normal, pero este señor se lanzó sin paracaídas y para eso hay que estar muy loco.

Durante dos minutos y a casi 200 km/h, este veterano paracaidista que ha realizado más de 18.000 saltos, tenía que lograr caer en todo el centro de una red de protección de 30 x 30 metros extendida y elevada a 60 metros de altura del suelo en Simi Valley, al sur de California.

A lo mejor 30 metros de red parecen muchos, pero desde ahí arriba tienen que verse muy pequeños con lo que el peligro era evidente. Una vez que Aikins es absorbido por la red, se levanta, saluda a la multitud y a su familia como si no hubiera hecho gran cosa. Es por ello que tienes que ver el vídeo de más arriba porque así dicho no parece gran cosa.

La proeza fue retransmitida por el canal FOX en directo y estuvo a punto de cancelarse porque por seguridad le habían ordenado llevar un paracaídas en caso de emergencia, lo que hubiera hecho el aterrizaje más peligroso debido al peso adicional. Sin embargo, los organizadores levantaron esa condición unos minutos antes del salto.

En el momento en que se lanzó, tres colegas con paracaídas lo acompañaron. Uno que grababa con una cámara, otro que llevaba una antorcha de humo para que el público pudiera seguir el descenso y otro cuyo cometido principal fue coger un tanque de oxígeno que Aikins le entregó cuando llegaron a una altura en la que ya no lo necesitaba. Poco después, los tres abrieron sus paracaídas y dejaron que Aikins cayera solo.

Asesor de entrenamiento y seguridad para la Asociación de Paracaidismo de EE.UU., Aikins dijo que un amigo fue quien le dio la idea para el salto. Menudo cabronazo, para dar esas ideas mejor tener enemigos… Rechazó la locura al principio, pero unas semanas después decidió hacerlo y empezó un entrenamiento de dos años hasta que lo consiguió.

Lecturas recomendadas