Pasar al contenido principal

¿Quieres empezar en el mundo de las carreras? Este BMW M240i Racing Evo es perfecto

Eso sí, siempre que tengas una cuenta corriente con cinco ceros.

competicion barato motorsport vln racing carreras coche aleron homologado

BMW es una marca especialista en generar pasión al volante. Sí, generalmente en carretera abierta, pero si quieres sentirte como un auténtico piloto, entonces deberás visitar la división Motorsport y comprar un BMW M240i Racing Evo. Vale, no es muy barato, cuesta 100.000 euros (más o menos lo mismo que un BMW M4 con cuatro extras) y es cierto que no es tan potente como las versiones M, pero amigo, este pequeño matón es un generador constante de adrenalina y diversión en cualquier circuito que se precie.

 

 

Y es que la marca bávara está muy presente en el mundo de las carreras, es parte de su alma. Hasta ahora, el BMW M235i Championship era una copa monomarca popular en alemania y parte de la VLN Endurance Series. Para el año que viene, BMW ha actualizado sus contratos con VLN y con Dunlop, proveedor oficial de neumáticos de estas pruebas, para seguir durante, al menos, dos años más con este BMW Serie 2 tan especial: pequeño pero matón.

 

BMW M240i Racing Evo: ¡un juguete muy serio!

El BMW M240i Racing Evo es una evolución del M235i de competición con mejoras en el interior, que ahora promete ser algo más confortable para el piloto, con asientos más ergonómicos, un motor reprogramado, con ABS, control de tracción y DSC, aunque presumiblemente todos estos componentes electrónicos podrán ser apagados en cualquier momento según las necesidades del piloto. La cuestión es que por un precio razonable te llevas a casa un BMW de carreras firmado por la división Motorsport, un coche no homologable para carretera pero con el que disfrutar como un niño en el circuito, para convertirte en el rey de las tandas.

 

competicion barato motorsport vln racing carreras coche aleron homologado

 

Ligereza, potencia, sonido, experiencia racing, diversión. Es cierto que pocos serán tan frikis como para comprar un BMW Serie 2 de competición simplemente por tenerlo guardado en el garaje y utilizarlo cuatro días en el circuito, probablemente los que puedan permitirse algo así optaran por cosas más radicales, como el Lamborghini Huracán SuperTrofeo. Pero si quieres empezar en el mundo e la competición, este pequeño puede ser una magnífica opción. De la anterior generación se fabricaron 170 ejemplares, convirtiéndose en todo un éxito de convocatoria para BMW Motorsport. Ahora bien, lo realmente divertido sería utilizarlo para competir en eventos tan importantes como las 24 Horas de Nürburgring o en una copa monomarca. ¡Eso ya son palabras mayores!

Lecturas recomendadas