Pasar al contenido principal

La crueldad del Dakar: accidentes, incendios y fin del sueño

Por esto es considerado el rally más duro del mundo...
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
Tiene de Mini...

Khalid Al Qassimi se vio obligado a abandonar en el Dakar 2020 después de sufrir un durísimo accidente en la Etapa 3. El piloto emiratí había sido muy competitivo al volante de un Peugeot no oficial en este inicio de rally, pero un error le ha dejado fuera de la pugna por lograr un buen resultado. No ha sido el único que ha tenido que abandonar de forma 'fortuita' en los primeros días del Dakar: Vladimir Vasilyev o Romain Dumas también están fuera de carrera.

Khalid Al Qassimi era candidato a estar regularmente entre los 10 primeros puestos de cada etapa del Dakar 2020 y, de cuando en cuando, asomar la cabeza en el ‘top 5’. El piloto emiratí, un habitual en el Mundial de Rallys y campeón de rallys de Oriente Medio, participaba en su tercer Dakar con un Peugeot 3008 ex oficial, de hace varios años, gestionado por la estructura independiente PH Sport y con Xavier Panseri como copiloto. En 2018, Al Qassimi había sido sexto.

 

Buen conocedor de los terrenos de este lugar del mundo y después de haber hecho una buena preparación para el Dakar 2020 participando en carreras del campeonato saudí de raids (como el Ula Neom Rally, donde también estuvo Alonso), iba lanzado a por un buen resultado en este Dakar.

De hecho, había sido decimotercero en la primera jornada, aunque se acercó a los primeros puestos en algunos momentos, y fue tercero en la segunda etapa. Antes de su accidente en la Etapa 3, marchaba en el octavo puesto provisional.

Todavía se desconocen las causas del accidente de Al Qassimi, el cual es un tanto extraño, pues sucedió en la entrada a un tramo neutralizado. En un vídeo que ha trascendido, captado por un espectador, se ve cómo el piloto pierde el control del 3008 DKR y da varias vueltas de campana. A pesar de la dureza del accidente, ni el piloto ni el copiloto han sufrido lesiones.

 

 

Quien rodaba tras él en la etapa, en el noveno puesto,  Vladimir Vasilyev, también tuvo que abandonar después de que se incendiara su MINI en el kilómetro 284 de la especial cronometrada. Algo parecido le pasó al francés Romain Dumas, que tuvo que decir también adiós a la carrera cuando el buggy que ha estrenado en esta carrera, construido por su propio equipo, salió ardiendo 65 kilómetros después de comenzar el rally.

 

 

El Dakar es un enorme reto en cada uno de los kilómetros que componen la carrera. Cualquier mínimo error, a nivel técnico o de pilotaje, puede acabar con todas las aspiraciones de un equipo en cuestión de segundos y con el sueño de ganar o de llegar a meta. Por algo es considerado el rally más duro del mundo…

Buscador de coches

Y además