Pasar al contenido principal

El detallazo de Alonso con el público de Montreal nunca visto en la F1

El asturiano es un campeón incluso en las derrotas. Cuánto tienen que aprender de él otros colegas, como por ejemplo...

Imagen de perfil de Javier Prieto
Baño de multitudes de Alonso en la grada de Canadá F1 2017

Dicen que a los grandes campeones se los conoce en las derrotas y no en las victorias. Pues para muestra, ahí va un botón... asturiano.

Después de sufrir la enésima rotura en su McLata, Fernando Alonso tuvo un detallazo increíble con el público presente ayer domingo en el Circuito de Montreal donde se disputó el GP de Canadá F1 2017.

A falta de tan solo dos vueltas para el final, y cuando rodaba en décima posición, el patético motor Honda le dejó tirado una vez más. 

El asturiano aparcó su 'hierro' naranja y comenzó a escuchar cómo los espectadores le dedicaban una atronadora ovación. Entonces, sin pensárselo dos veces, decidió hacerles una visita 'in situ'.

 

Y ni corto ni perezoso, se presentó en la grada donde además de regalar los guantes, se dio un increíble baño de multitudes.  

No te pierdas las imágenes en las que el Nano desaparece dentro de una marea humana que se quedó asombrada con la presencia del 14 de McLaren.

Aquello fue el delirio colectivo. De hecho, algunos seguidores tuvieron que frotarse los ojos ante lo que estaban viendo, acostumbrados a la habitual frialdad de los corredores del Gran Circo.

 

 

Y es que el gesto de Fernando Alonso no solo resulta inusual, sino que jamás se había visto en la Categoría Reina. Queda claro que el español es todo un campeón dentro y fuera de la pista... a pesar de que este año solo ha terminado una carrera, el GP de España.

Por cierto, ya podrían aprender de su actitud otros colegas que solo saben quejarse y que parecen estrellas de rock en vez de deportistas de élite. Seguro que sabes a quienes nos referimos.

Un diez para Alonso. 

 

Lecturas recomendadas