Pasar al contenido principal

Manor, HRT y Lotus: las tres escuderías del 2010 que ya son historia

Con su reciente adiós, Manor se suma a HRT y Team Lotus, las escuderías que llegaron juntas a la F1 en 2010 y que han desaparecido. Estas son sus historias.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Manor, HRT y Lotus

Desgraciadamente se ha materializado la despedida de Manor de la F1, después de que no encontraran inversores que la salvaran de su desaparición.

De esta forma se ha marchado la tercera y única superviviente de las escuderías que aterrizaron en la F1 en 2010. Aquel año, y ante la fuga de Brawn GP, BMW y Toyota del Mundial, Bernie dio la bienvenida a Manor (originariamente Virgin), HRT y Team Lotus. 

Analizamos para ti la trayectoria de estas cenicientas del Gran Circo, unidas por la pasión de la competición y las dificultades económicas que provocaron su disolución. Es posible que algunas de ellas esté entre las peores formaciones de la especialidad, pero a ilusión y esfuerzo no las ganó nadie.

Por cierto, después de leer el post puedes enterarte de cómo serán los coches de F1 2017 en este link. 

Manor: el último fracaso en la F1

Con el adiós de Manor nos ha dejado la formación que más tiempo ha aguantado, 7 años, de la terna del 2010. No obstante, dicha afirmación requiere algunas matizaciones puesto que la mencionada escuadra ha ido pasando de mano en mano como la falsa moneda.

El proyecto nació en 2010 de los sueños de grandeza del magnate Richard Branson, quien creó Virgin Racing Team, en homenaje a Virgin, su holding empresarial compuesto por 360 compañías. Timo Glock y Lucas Di Grassi, a los mandos del VR-01 no pudieron evitar que Virgin ocupara la última plaza en el Mundial de ese año.

En el curso siguiente, la entrada de un inversor nuevo ruso (Marussia Motors) hizo que la escuadra pasara a denominarse Marussia Virgin Racing. Glock vio cómo Di Grassi dejaba su asiento a Jérome d'Ambrossio. A pesar de los cambios, volvieron a ser los peores en la general. 

Ante la penuria deportiva y económica, Marussia Motors tomó el control total de la escuadra en 2012 rebautizándola como Marussia F1 Team. El eterno Glock y el recién llegado Charles Pic fueron los encargados de sentarse en el MR01. Pero, ni tan siquiera el acuerdo de colaboración técnico suscrito con McLaren evitó que se adjudicaran el penúltimo lugar del Campeonato, superando solo a HRT.

En 2013, Max Chilton ocupó el pueso de Glock y se asoció con Jules Bianchi para concluir el curso en décima posición por delante de Caterham, su principal rival tras la marcha de HRT.

Precisamente, el desaparecido piloto francés conseguiría una temporada después los primeros y únicos puntos de Marussia en la Categoría Reina. Fue gracias al noveno lugar conquistado en el GP de Mónaco 2014 con su MR03. La gravísima crisis financiera que atravesaban les hizo ausentarse de USA y Brasil 2014.

Ya en 2015 el conjunto pasó a manos de Manor F1 Team que contrató al español Roberto Mehri y a Will Stevens. En la primera carrera no fueron capaces ni de arrancar su MR03B, una versión actualizada del coche de la campaña anterior. Ni que decir tiene que sin Catherham ni HRT en el asfalto, fueron la peor escuadra y la única que no puntuó.

Sin embargo, el anuncio del suministro de motores Mercedes y de diversos componentes procedentes de Williams, podía suponer un salto prestacional de Manor en 2016. El clima de optimismo se completó con la contratación de Pascal Wehrlein y Esteban Ocon, quien reemplazó a mediados del certamen a Rio Haryanto.

No obstante, volvieron a ser los últimos de la fila, puesto que Sauber sumó un punto más que ellos. Dicha circunstancia supuso una estocada mortal para una escuadra que podría haber crecido en 2017.

A pesar de los esfuerzos por encontrar a un ángel salvador, Manor ha muerto.

Team Lotus: una sombra del pasado 

El gobierno malayo impulsó en 2009 la creación del Malaysia F1 Team, una incursión en la máxima categoría que no llegó a cristalizar. De ese proyecto fallido partió un año después un nebuloso regreso llamado Team Lotus.

Sin embargo, esta nueva etapa poco tuvo que ver con el glorioso pasado de aquella laureada Lotus. ¡Madre mía si hubiera levantado la cabeza su fundador, Colin Chapman!

Gracias al T128 y, sobre todo, a Heikki Kovalainen y Jarno Trulli, finalizaron el curso 2010 décimos en la tabla de constructores, por encima de sus principales adversarios, Hispania y Virgin. Algo es algo.

Al año siguiente (2011) repitieron posición, y el rendimiento, a pesar del motor Renault, no mejoró. Y por si fuera poco, se mostraron incapaces de reducir la distancia con los de arriba y también de mover su casillero. Vaya panorama.

Todas estas circunstancias, unidas al litigio que Tony Fernandes, director del equipo, mantenía con Lotus Cars por los derechos de uso del nombre Lotus, hizo que para 2012 lo rebautizara como Catherman F1 Team

Despidieron a Trulli para traerse al ínclito Vitaly Petrov y mantuvieron a Kovalainen. Acabaron en décimo lugar de la tabla gracias al 11º puesto de Petrov en Brasil. Escaso balance, a pesar de la fiabilidad del CT01.

Y como todo lo que va mal, puede empeorar, se adjudicaron la undécima y última plaza de la clasificación en 2013. Tampoco es de extrañar viendo las prestaciones del CT03 y de sus conductores, Charles Pic y Giedo van der Garde.

Esta pareja salió pitando de allí y para ponerse a los mandos del CT05 ficharon en 2014 a dos nuevas víctimas: el gran Kamui Kobayashi y Marcus Ericsson. Los chicos de Fernandes, con sede embargada por impagos, se hundieron en el último lugar de la tabla. Ese fue el fin de la aventura anglomalaya.

A partir de 2012, la compañía luxemburguesa Genii Capital que había adquirido Renault F1 Team, compitió en el Gran Circo bajo el nombre de Lotus F1 Team. Pero como no es cuestión de liaros más, ahí dejamos el tema de Lotus.

HRT: el sueño español roto

En plena fiebre de la F1, España hizo realidad el sueño de contar con un equipo propio en la especialidad. La falta de liquidez a punto estuvo de hacer naufragar el proyecto antes de comenzar.

Finalmente pudo poner los F110 de Bruno Senna y Karun Chandock en pista. Este último fue desplazado por Sakon Yamamoto en siete carreras y por Christian Klein en otras tres.

El baile de pilotos vino determinado por las acuciantes necesidades financieras. A pesar de dicha situación conquistaron la undécima plaza del curso por delante de Virgin y a rebufo de Lotus.

A pesar de los insistentes rumores sobre Pedro de la Rosa, el italiano Vittantonio Liuzzi y el hindú Narain Karthikeyan, se sentaron en el F111. De nuevo, se ausentaron de los test de pretemporada y al finalizar el año repitieron resultado en la tabla.

Tras el abandono de Jose Carabantes, propietario de HRT, Thesan Capital se convirtió en su soporte. Por fin se confirmó la incorporación de Pedro de la Rosa quien compartiría box con Karthikeyan, quien contaba con el dinerito del Grupo Tata.

Pero de nuevo se llegó a la primera cita del 2012 sin haber rodado con el F112. Como ya supondrás, el año fue un desastre en el que lo habitual era ver a HRT en la cola del pelotón.

Sin resultados deportivos que atrajeran más recursos, la formación clausuró las puertas -y los sueños- de la Caja Mágica en Madrid donde tenía su sede en noviembre de 2012. Triste, pero así es la F1...como la vida misma: donde no hay harina, todo se vuelve tremolina.

 

Lecturas recomendadas