Hamilton y Rosberg podrán luchar en la pista: no habrá órdenes... de momento

Mercedes seguirá dando libertad a sus pilotos a pesar del último enfrentamiento entre Hamilton y Rosberg. Solo usarán las órdenes de equipo como último recurso.

Hamilton y Rosberg

Mercedes ha decidido no imponer órdenes de equipo (por el momento) tras el último enfrentamiento entre Hamilton y Rosberg. La medida afectará en la próxima carrera del GP de Silverstone de este fin de semana y viene provocada por el polémico final del pasado Gran Premio de Austria, donde Hamilton y Rosberg chocaron entre sí en la última vuelta. El alemán salió bastante perjudicado y perdió el podio de la carrera al quedar tocado su coche y ser sancionado por provocar el accidente.

La polémica entre Hamilton y Rosberg viene de lejos y son continuos los piques en las carreras. Esto perjudica al equipo Mercedes y su jefe Toto Wolff no estaba nada contento el pasado fin de semana. Por eso se llegó a plantear establecer órdenes de equipo. Sin embargo, reuniones positivas a lo largo de esta semana entre Hamilton, Rosberg, Wolff y el director Paddy Lowe han rebajado y aliviado la situación.

También te puede interesar: las 17 frikadas que no conoces del GP de Silverstone

“Nuestros pilotos siguen teniendo libertad para correr. Creemos que esa es la esencia de la Fórmula 1, incluso entre compañeros. Pero esta libertad va de la mano de la responsabilidad de respetar los valores del grupo. En las últimas cinco carreras hemos protagonizado tres incidentes que nos han costado más de 50 puntos. Por ello, hemos endurecido las normas de convivencia y añadido elementos disuasorios para evitar el contacto entre nuestros coches”. Esto era lo que se podía leer en la nota oficial, que terminaba con una especie de amenaza: “Si no hacen honor a esta normativa revisada, impondremos órdenes de equipo como solución definitiva”.

“Es una advertencia final. Si no obedecen, eso puede tener un impacto en su carrera hacia el título. No quiero que corran como marionetas, solo les pido que por favor no choquen el uno contra el otro tres veces en cinco grandes premios”, argumentó el austríaco Toto Wolff, que recurrió al fútbol para hacerlo más entendible: “Si recibes una tarjeta amarilla tienes que rebajar la intensidad de tus entradas porque sabes qué pasará si te sacan otra. Y ese es un escenario en el que ninguno de nosotros queremos vernos involucrados”. Desde luego suena a última oportunidad tanto para Hamilton como para Rosberg.

La acción se reanudará en el Gran Premio de Silverstone este fin de semana. Aquí está la oportunidad de que Lewis y Nico puedan poner sus diferencias a un lado...

Lecturas recomendadas