Pasar al contenido principal

Las 5 multas más vergonzosas por incumplir el confinamiento con el coche

Multas coronavirus

A pesar de las sanciones y de los controles por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, todavía hay quien se salta la normativa que nos obliga a permanecer en nuestras casas para frenar el coronavirus. Cada día vemos en los medios de comunicación noticias sobre ciudadanos que no respetan el aislamiento y son advertidos, sancionado o, incluso, condenados. Entre todas ellas hemos rescatado cinco multas de aquellos que se han saltado el confinamiento con sus coches y que por una razón u otro son... bochornosas.

Según el Ministerio del Interior, han sido arrestadas más de 1.849 personas y se han tramitado más de 200.000 propuestas de sanción para aquellos que han incumplido la normativa. En estas situaciones el patrón que más se repite es el siguiente: el infractor acepta que ha cometido un delito y recibe la correspondiente multa. Sin embargo, a medida que pasan los días de esta cuarentena, aumentan las condenas de cárcel y algunos acusados se encuentran en prisión preventiva. Las personas que han protagonizado estas cinco infracciones se encuentran entre estos casos.

Huida y lesión a la autoridad

Hace unos días, un hombre de 36 años se saltó un control cuando circulaba con su coche. Los hechos tuvieron lugar en la localidad de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria). El varón, además de saltarse el aislamiento sin causa justificada, lesionó a un agente mientras huía. La consecuencia evidente es que fue acusado de delitos de conducción temeraria, atentado a agente de la autoridad con lesiones y desobediencia y, de momento, ha sido encarcelado preventivamente.

Multas coronavirus

Atropello a un Guardia Civil

Un suceso muy parecido tuvo lugar en cerca de Getafe (Madrid): un joven de 19 años se saltó un control rutinario que comprobaba si los vehículos que circulaban por la Autovía de Toledo (A-42) cumplían con la normativa. En su huida, el conductor atropelló a un Guardia Civil y poco después fue interceptado. Fue entonces cuando los agentes descubrieron que en el vehículo iban cuatro personas, que el joven conducía sin carnet y al realizarle las pruebas pertinentes, dio positivo en sustancias estupefacientes. Por lo tanto se le investiga por delitos de atentado utilizando vehículo a motor, tentativa de homicidio y contra la seguridad vial.

Huida hasta Málaga

El protagonista de la siguiente historia permanecía ingresado en el Hospital de La Paz en Madrid. Estaba allí porque había dado positivo por coronavirus, pero se dio de alta voluntariamente y decidió abandonar el centro sanitario a pesar de que no se había recuperado. Su periplo llegó lejos, pero no duró demasiado: varios días después fue detenido por la Guardia Civil en la localidad malagueña de Nerja.

Los agentes no han dado más detalles sobre el caso, pero lo cierto es que no es el primer caso de este tipo que registran. La misma situación se ha repetido en Leganés (Madrid), Benidorm (Alicante) o Barakaldo (Bilbao), una infracción que puede llegar a estar penada con una mula de 600.000 euros por poner en riesgo la salud pública.

Multas coronavirus

Acompañantes en el maletero

Tras los últimos cambios, a la hora de realizar un desplazamiento en el coche, en el interior podrán ir tantas personas como filas de asientos haya. Sin embargo la norma no debió de quedarles muy claro a las personas que circulaban por El Bages, una comarca situada en el centro de Cataluña. Los Mossos dieron el alto a un vehículo en el que iban varias personas escondidas tanto en las plazas traseras como en el maletero. Y por si esto fuera poco, el conductor no tenía carnet de conducir y el coche carecía del seguro obligatorio.

La Policía no perdona

La última historia es la de una enfermera que iba en el coche con su hija después de hacer la compra para sus padres, de 89 y 85 años, que viven con sus dos hermanos; éstos tienen 61 y 57 años y uno de ellos cuenta con una discapacidad. El error fue que ambas iban en la parte delantera del vehículo.

Los hechos tuvieron lugar en San Sebastián de los Reyes (Madrid) y el agente apuntó que la multa se debía a que circulaban “dos personas en un vehículo para hacer la compra sin motivo justificado incumpliendo las normas del Estado de Alarma”. Teniendo en cuenta que la vivienda de sus progenitores es un segundo piso sin ascensor, la mujer pidió a su hija que le acompañase para echarle una mano. En ese momento, el Real Decreto no había sido modificado y sólo podían viajar dos personas en casos determinados. De esta manera, la Policía Nacional lo consideró una salida sin causa justificada y la sancionó.

Buscador de coches

Y además