Pasar al contenido principal

Torrente al volante: intenta sobornar a un Guardia Civil con 100 euros para evitar la multa

Moto Guardia Civil
La neurona le patinó

Aunque parezca mentira, son cosas que ocurren en pleno siglo XXI y en nuestras carreteras. Verás: resulta que una furgoneta Mercedes circulaba por la A-75, una autovía que une Galicia con la frontera con Portugal. 

En esa furgoneta circulaban dos ciudadanos portugueses, que fueron parados por una patrulla de la Guardia Civil en un control que estaban haciendo de vehículos industriales. En esa inspección detectaron infracciones por valor de más de 7.000 euros, todas ellas relacionadas con la ley de Ordenación de Transportes, por lo que tendrían que inmovilizar la furgoneta si no pagaban el importe total de las sanciones, ya que la furgoneta tenía matrícula portuguesa.

Un billete de 100 euros en la mano

Ante esta tesitura, el acompañante, según informan nuestros compañeros del diario El faro de Vigo (web), decidió sobornar al agente que les había sancionado con 100 euros para que olvidara el incidente y les dejara marchar. Parece ser que, aunque el guardia le avisó de que eso era un delito, siguió insistiendo, por lo que además recibió una sanción por cohecho. 

Parece ser, según asegura la fiscalía, que el acusado decía que no era la primera vez que hacía algo así y que otros agentes habían aceptado el soborno. 

Se da la circunstancia de que el sancionado no tiene antecedentes penales y la fiscalía llegó a un acuerdo para rebajar la pena de cuatro años de cárcel a solo dos, por lo que no tendría que ingresar en prisión, tan solo abonar la multa. Parece ser que no ha sabido apreciar la segunda oportunidad que le ha dado la justicia y se halla en paradero desconocido incluso para su abogado, por lo que no se descarta tener que activar una orden de busca y captura...

 

 

Buscador de coches

Y además